La incidencia del coronavirus en España disminuye al ritmo más lento desde el pico de la tercera ola

Fernando Simón advierte de que la estabilización actual de la curva de casos puede implicar repuntes en los próximos días

Una sanitaria atiende a un paciente en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona a mediados de enero.
Una sanitaria atiende a un paciente en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona a mediados de enero.MASSIMILIANO MINOCRI (EL PAÍS)

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

El ritmo del descenso de los nuevos contagios por la pandemia se ha estabilizado, como ha admitido esta tarde el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, en la habitual rueda de prensa de los lunes para informar acerca de la situación de la pandemia. Esta apreciación es coincidente con la proyección que hace el proyecto Precov2 de la Universidad Autónoma de Madrid: prevé que los casos diarios se mantengan por encima de los 5.400 en los próximos 30 días. Simón ha expuesto que en estos momentos no está claro el devenir de esa estabilización, esa meseta en la curva de casos, y no ha descartado que haya repuntes. El último informe ha incorporado 11.358 nuevos diagnósticos, para un acumulado a lo largo de la crisis de 3.195.062

In English

De hecho, aunque la curva del valor tomado para el conjunto de España sigue descendiendo, aunque sea poco a poco, en los datos de este lunes se ve que esos repuntes van en aumento si se toman los datos de cada comunidad y ciudad autónoma. En este último informe, Andalucía, Canarias, Extremadura, Melilla, Navarra y La Rioja tienen peores cifras que el viernes, fue cuando se publicó el anterior estudio.

En vídeo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, explica que la evolución de la epidemia de COVID-19 se ha estabilizado.FOTO: R. RUBIO / EUROPA PRESS | VÍDEO: EFE

Sin embargo, aunque la variación sea mínima, la incidencia de contagiados en 14 días por 100.000 habitantes ya ha bajado de 130, y está en 128,97. La caída de este viernes es la menor desde que empezó a bajar, después de que alcanzase el pico el 27 de enero (899,93). Para dar idea del frenazo en esta bajada, en los últimos siete días este indicador ha caído en 10,12 puntos; la semana anterior descendió en 20,49 unidades; la previa, en 50,23.

El descenso sostenido en la incidencia desde el pico de esta última ola se refleja también en que las defunciones notificadas por covid en siete días han pasado de 1.926 a 988 en una semana. En total el informe recoge 72.424 fallecimientos por coronavirus, 166 de ellos desde el viernes.

Los lunes son días con datos en los que influye la actividad de los hospitales durante el fin de semana. Esa puede ser la razón de la ligerísima subida de la ocupación de camas hospitalarias. Desde el viernes este porcentaje ha pasado del 6,81% al 6,94%. En las UCI continúa la mejoría: dedican el 21,04% de las plazas a personas con covid; hace una semana este porcentaje estaba en el 23,24%.

Más información

Con esta evolución tan débilmente a la baja, a los especialistas les cuesta adelantar qué va a pasar en las próximas semanas. “Parece que las medidas que estaban en vigor han dado de sí todo lo que podían, aunque tampoco se han mantenido”, afirma Manuel Franco, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas). El desigual desarrollo de las vacunas y las dudas sobre las reuniones que pueda haber el puente de San José (19 de marzo) y en la Semana Santa (primeros de abril) condicionan el futuro de la pandemia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción