La madre del niño Gabriel denuncia el uso “cruel” de la imagen de su hijo en redes sociales

Patricia Ramírez censura el lucro mediante noticias del asesinato de su hijo y desvela que el Gobierno le prometió prohibirlo por ley

La madre del niño Gabriel denuncia uso imagen menor en medio y plataforma web

Patricia Ramírez, madre del niño Gabriel Cruz —asesinado en febrero de 2018 en Níjar (Almería)—, ha denunciado esta mañana las “continuas vejaciones” y el “trato cruel e inhumano” que sufre desde la muerte de su hijo a raíz de las publicaciones en redes sociales y en diferentes portales de Internet. La mujer ha criticado la utilización de fotografías del menor “para hacer publicidad” y “captar adeptos”. Ramírez ha mostrado dos publicaciones de una página web, cuyo contenido consiste en sucesos escabrosos relacionados con niños. “Si te dolió la muerte de Gabriel Cruz, dale like a esta página”, reza uno de los post en Facebook —acompañado de la imagen del menor— de esta web.

Ramírez también ha apuntado hacia redes sociales como Facebook, en la que hace unos días sus familiares encontraron una imagen de Gabriel que servía como reclamo para una página de contenidos violentos. La foto del menor ejercía de gancho y, al pinchar, se accedía a una galería fotográfica de “asesinatos, mutilaciones y niños ensangrentados” donde se señalaba que quien aparecía en las fotografías era su hijo, aunque no era así. “Me toca sacar los dientes: quien vuelva a atentar contra mi hijo o contra el padecimiento que me están haciendo pasar, se las verán conmigo en el juzgado, Europa, el Defensor del Menor o donde haga falta”, ha subrayado.

La mujer ha realizado este lunes por la mañana una rueda de prensa en el pabellón polideportivo Moisés Ruiz de Almería, donde trabajaba hasta 2018. Su psicólogo, Francisco Martín, le ha acompañado en una de las pocas veces que se decide a hablar en público de su dolor y de todo lo que le rodea. Desde la muerte de Gabriel, la mujer solicitó “callar la rabia” y que se olvidara a “la bruja”, que es como denomina a Ana Julia Quezada, condenada en septiembre de 2019 a prisión permanente revisable por asesinar con alevosía al niño, de ocho años. Entonces, también pidió a los medios de comunicación que se centraran “en las cosas bonitas”. Sin embargo, ha roto su silencio y su intento de encontrar tranquilidad para anunciar que ha interpuesto ya dos denuncias ante la Policía Nacional y el juzgado de guardia para solicitar la retirada de las imágenes que, además, van acompañadas de una serie de comentarios de internautas.

“Siempre he intentado hacerlo desde la intimidad: solo solicito que las víctimas no tengamos que pasar por este tipo de abusos crueles e inhumanos”, ha insistido Ramírez, a punto de romper a llorar y que en los 20 minutos que ha durado su comparecencia pública se ha mostrado muy dura. “Desgraciadamente, tenemos un sistema de medios de comunicación y de redes sociales en el que son capaces de utilizar la crueldad extrema para ganar publicidad, likes y audiencia”, ha señalado.

Igualmente, la madre de Gabriel ha criticado el uso que diferentes partidos políticos y sus militantes han realizado de la imagen de su hijo “con fines partidistas”: “Una diputada de Vox compara el pequeño Gabriel con un feto abortado”. Es uno de los titulares que Ramírez ha leído con rabia para luego mencionar el uso que realizó el coordinador de Vox en el municipio almeriense de Las Salinas para criticar las protestas contra la muerte de George Floyd, algo que más tarde acabó con su expulsión del partido después de que la mujer hablara con Santiago Abascal. “Jamás me meteré con que la imagen de mi hijo represente a la buena gente de este país y a las buenas acciones. En lo que no tenga que ver con eso, esta madre va a seguir dando la lata hasta que quede aliento”, ha recalcado.

Ramírez ha agradecido el apoyo del Partido Popular de Almería y ha explicado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le hizo una promesa. “Se comprometió no solo a generar una ley que me amparase y evitase que tenga que estar pasando por esta situación. Y al resto de las víctimas, igual”. “Entiendo que por el covid-19 hemos estado muy liados y, también, que puedo contar con ello porque fue su palabra”, ha dicho para subrayar que también cuenta con el apoyo de Vox y que, aunque no ha hablado con Unidas Podemos o Ciudadanos, les pide “que entiendan que esto es un asunto de Estado y que entiendan que en las redes no todo vale, como en los medios de comunicación”. Para luchar contra ello, la mujer ha comenzado una recogida de firmas. “No tengo ganas de pleitos, necesito descansar, pero la única manera de resolver a todos es pedir a nuestros representantes en el Gobierno que redacten una ley que nos protejan de las barbaridades que se cometen en redes sociales, con el amparo del anonimato, a través de plataformas que no están en este país, y que están”. También ha solicitado a la prensa que cumpla con su código deontológico. “Creo que tenemos la oportunidad de salvar la sonrisa de Gabriel”, ha afirmado.

Finalmente, ha asegurado que una productora de contenido audiovisual se ha puesto en contacto con ella porque está preparando un documental con Ana Julia Quezada: “Creo que esta persona a lo único que tiene derecho es al olvido. Al olvido absoluto. Porque el que tenía derecho a vivir era mi hijo y él ya no se puede defender”. “El que se atreva a poner un micrófono a esa mujer delante, que sepa que no solo está violando los derechos de mi hijo y su capacidad de defenderse, sino que está dañando gravemente a esta madre y haciéndole pasar por un dolor insufrible”, ha concluido solicitando, una vez más, “que no se vuelva a mercadear” con la muerte de su hijo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción