El Gobierno recurre ante el Constitucional la ley de Galicia que abre la puerta a la vacunación obligatoria

La norma prevé multar a quienes se nieguen a inocularse o a llevar la mascarilla, tras una reforma aprobada en solitario por el PP en el parlamento gallego

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, este martes durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. En vídeo, Montero explica el recurso ante el Constitucional.E. PARRA. POOL / EUROPA PRESS | VÍDEO: EFE
El País Agencias
Santiago de Compostela -

El Gobierno interpondrá un recurso de inconstitucionalidad contra la reciente reforma de la ley de salud de Galicia, según ha anunciado este martes la ministra portavoz, María Jesús Montero. Moncloa considera que la norma limita derechos fundamentales que están situados por encima de las competencias autonómicas. La reforma impulsada en febrero por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, abre la puerta a sancionar a quienes se nieguen a vacunarse contra la covid y otros virus con multas de entnre 1.000 y 600.000 euros. Además, la ley gallega establece una lista de sanciones e infracciones para quienes incumplan medidas sanitarias como el uso de la mascarilla. El recurso del Ejecutivo central, cuando sea admitido a trámite, supondrá la suspensión cautelar de los artículos impugnados.

El Gobierno considera que la norma establece una serie de sanciones y modificaciones a las medidas para la protección a la salud pública que podrían ser inconstitucionales, según el dictamen del Consejo de Estado que el Ejecutivo solicitó el pasado 16 de marzo. El Gobierno habla concretamente del artículo 5 de la ley regional, referente al control que podría tener la Xunta de Galicia sobre las personas enfermas y sus contactos. En este apartado se establece además la posibilidad de multar a las personas que se nieguen a vacunarse, pero también otorga al Ejecutivo autonómico la posibilidad de aislar contactos, aplicar cierres a municipios y establecer horarios de limitación de la movilidad.

El consejero de Sanidad de la Xunta de Galicia, Julio García Comesaña, ha lamentado este martes que el Gobierno haya recurrido al Tribunal Constitucional, en lugar de abrir un diálogo con el Ejecutivo autonómico. Comesaña ha defendido que “se aprobó creyendo que era una ley necesaria” en la rueda de prensa posterior a la reunión del comité asesor sobre las medidas para hacer frente a la pandemia. En eso coincide el presidente autonómico, que ha cargado en redes sociales contra La Moncloa por recurrir la ley “en plena Semana Santa y sin abrir una negociación ni dirigirse a la Xunta”. Y ha ironizado: “Vaya idea de cogobernanza”.

Feijóo ya se había pronunciado en varias ocasiones sobre la necesidad de que se modifique la ley orgánica de salud para hacer frente a emergencias sanitarias como la actual pandemia. Ha sido una petición del presidente popular desde el fin del primer estado de alarma, el verano pasado. García Comesaña también se ha referido a este asunto y ha agregado que Galicia “tuvo que dar el paso para la mejora de la seguridad jurídica”. Además, ha asegurado que la normativa gallega “no va contra nadie”.

Rechazo de la oposición

La oposición —BNG y PSdeG— rechazaron la reforma desde su aprobación. Este lunes, el líder socialista en la comunidad, Gonzalo Caballero, pidió a la Xunta una reforma urgente para evitar este recurso y zanjar lo que calificó de “debilidad jurídica”. Los representantes de la oposición también han acusado a Feijóo de aprobar la norma con una maniobra para “evitar los controles jurídicos”, tramitándola por vía de urgencia desde el grupo parlamentario popular, no a través del Gobierno autonómico. Caballero también incidió en la importancia de hacer campañas de sensibilización adecuadas y no impositivas, subrayando que ni en España en general ni en Galicia en particular existe un problema grave de rechazo a las vacunas.

Antes esta sugerencia, el portavoz parlamentario del Partido Popular de Galicia (PPdeG), Pedro Puy, aseguró que no hay ninguna inconstitucionalidad en el texto y defendió que “no impone las vacunas”. Feijóo también ha respaldado la reforma en varias ocasiones, asegurando que cuenta con la aprobación de los mejores letrados del Gobierno autonómico.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS