Brasil recomienda a las mujeres que aplacen el embarazo hasta que la pandemia amaine

La indicación, que ya hizo en 2016 por el zika, se produce cuando el país lidera las muertes diarias en el mundo y los hospitales están atestados

Un grupo de vecinas de la favela Ciudad de Dios, de Río de Janeiro, este domingo.
Un grupo de vecinas de la favela Ciudad de Dios, de Río de Janeiro, este domingo.Bruna Prado (AP)

El Gobierno brasileño ha pedido a las mujeres que, si pueden, aplacen el embarazo hasta que amaine la pandemia. Predomina la muy contagiosa variante surgida en Manaos, que causa graves estragos en el país más poblado y afectado de América Latina. Con una media de 3.000 muertes y 80.000 contagios diarios, los hospitales están atestados en buena parte del territorio y faltan camas de UCI. Las gestantes tienen las mismas probabilidades de infectarse que el resto de las mujeres. Pero son un grupo de riesgo frente al coronavirus por sus mayores probabilidades de sufrir complicaciones y necesitar cuidados intensivos, según un estudio del Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

Más información

Las muertes de brasileñas embarazadas y puérperas por coronavirus están por encima de la media del resto de la población. La recomendación la hizo un alto cargo del Ministerio de Salud el pasado viernes en una rueda de prensa en Brasilia. “Si es posible, retrase un poco el embarazo, [déjelo] para un mejor momento, cuando pueda tener más tranquilidad”, dijo Raphael Parente, secretario de atención primaria en un departamento que vuelve a dirigir un médico tras cuatro relevos de ministros desde el inicio de la pandemia.

“La experiencia clínica les dice a los especialistas que la nueva variante (brasileña, la P.1) afecta de manera más agresiva a las embarazadas”, afirmó Parente, que mencionó también el mayor riesgo de sufrir coágulos o trombosis de las gestantes y el consiguiente incremento del riesgo. Después de estudiar a 400.000 gestantes, el CDC estadounidense concluyó que tienen dos veces más probabilidades que el resto de las mujeres de necesitar una UCI y ventilación mecánica. El riesgo de morir también es mayor.

“Es obvio que no podemos decirle esto a alguien que tiene 42, 43 años, pero para una mujer joven, que puede elegir en qué momento quedarse embarazada, lo mejor ahora es esperar un poquito”, añadió el secretario. Este recordó que las autoridades sanitarias de Brasil ya hicieron una recomendación similar a las brasileñas en 2016 a causa de la epidemia del zika.

Los datos recabados por un grupo de estudio brasileño, el Observatorio Obstétrico de la covid-19, con base en estadísticas oficiales, indica que las muertes de embarazadas y puérperas se han duplicado en lo que va de 2021, respecto al año pasado.

La petición llega en un momento en que Brasil es el país donde el coronavirus causa más muertes diarias, aunque la India le ha adelantado en contagios. Esta nueva ola se ceba en brasileños más jóvenes. La mitad de los internados en la UCI el mes pasado tenía menos de 40 años.

El Senado acaba de crear una comisión de investigación para analizar las acciones y omisiones de la gestión gubernamental mientras se acumulan las acusaciones de que la inacción y la promoción de remedios ineficaces por parte del presidente Jair Bolsonaro y su Gobierno ha agravado la crisis sanitaria.

Los centros hospitalarios brasileños se han visto obligados a crear en los dos últimos meses miles de camas de UCI y han tenido que formar al personal a la carrera para atender el espectacular aumento de la demanda. En algunas regiones existe escasez de equipos de intubación, de sedantes y de oxígeno. Y la tasa de mortalidad entre los enfermos intubados es del 80%, muy por encima de la media mundial (50%).

Pero mientras la vacunación avanza lenta y las cifras han dejado de batir récords negativos cada pocos días, las autoridades estatales están comenzando a aflojar las restricciones adoptadas hace unas semanas para frenar los contagios. Río de Janeiro ha reabierto los restaurantes, pero no las playas. Y São Paulo acaba de autorizar misas y cultos en iglesias, pero los parques siguen cerrados.

La OMS y los organismos reguladores de medicamentos de Estados Unidos y la Unión Europea no contraindican la vacuna a las embarazadas, pero sí la limitan a las que tienen factores de riesgos y previa consulta con el médico.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción