La Policía clonará el móvil del asesino de Marta del Castillo para reconstruir sus pasos la noche del crimen

El juez autoriza que los agentes examinen el teléfono de Miguel Carcaño, en prisión desde 2009

Miguel Carcaño, tras declarar en los juzgados sevillanos en 2011.
Miguel Carcaño, tras declarar en los juzgados sevillanos en 2011.

El juez que investiga el asesinato de la joven sevillana Marta del Castillo en 2009 ha autorizado a la Policía a clonar el móvil de su asesino confeso, Miguel Carcaño, como enésimo intento de localizar el paradero del cadáver de la menor, 12 años después del crimen, ya juzgado. El magistrado Álvaro Martín ha autorizado la operación por parte de los agentes después de que lo pidiera la familia de la menor y la Fiscalía se mostrara a favor. El objetivo es “el análisis de los teléfonos móviles y posterior informe sobre el recorrido que realizó Miguel Carcaño” aquella noche, decreta el juez en un auto.

Más información
El psicólogo de la madre de Marta Calvo matiza sus palabras y defiende mayor contundencia para evitar el silencio de los agresores

El centro penitenciario Sevilla II remitirá al juzgado el móvil de Carcaño, condenado a 21 años de cárcel, para que lo analice la Policía, después de que el asesino confeso lo autorizara en una carta remitida a la abogada de la familia, que mantiene la esperanza de hallar el cadáver de su hija, según avanzó Diario de Sevilla. Un perito estudiará la información que ofrezca el análisis del móvil, así como los “datos crudos” que puedan conservar las operadoras telefónicas de los aparatos de Carcaño, su hermano Javier Delgado, la novia de este, María García, y los amigos de Carcaño Samuel Benítez y Javier García El Cuco, este último condenado por encubrimiento por un juez de menores. Tanto Delgado, como García y Benítez resultaron absueltos.

Esos datos “crudos” están incluidos en el expediente en la Audiencia de Sevilla, órgano que juzgó el caso en 2012. El juez urge a la Audiencia a que le remita las piezas de convicción 47, 63 y 65, “si no se hubiesen destruido”, con dicha información “sin análisis ni conclusiones y su posterior entrega al perito designado, una vez prestado juramento judicial”, matiza el magistrado en su resolución motivada difundida por el Tribunal Superior de Justicia andaluz.

La familia de Marta del Castillo pidió el análisis de los móviles después de que un perito les dijera que la mejora de la tecnología podía permitir geolocalizar los teléfonos con mayor precisión ahora —12 años después del crimen— que con la ubicación facilitada por las antenas repetidoras, algo que ya investigó la Policía en su día.

En paralelo, el juez ha cerrado la pieza de la causa que reabrió hace un año para determinar si había indicios de que Delgado, el hermano de Carcaño, había participado en el asesinato de la joven. Dados los cambios de versión de Carcaño, mantener la pieza abierta carece de sentido para el juez. “La credibilidad de Carcaño está totalmente destruida por los diversos cambios que ha venido dando en sus versiones”, zanja el magistrado.

Sobre la firma

Javier Martín-Arroyo

Es redactor especializado en temas sociales (medio ambiente, educación y sanidad). Comenzó en EL PAÍS en 2006 como corresponsal en Marbella y Granada, y más tarde en Sevilla cubrió información de tribunales. Antes trabajó en Cadena Ser y en la promoción cinematográfica. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS