España cierra mayo con el menor número de muertes por coronavirus desde agosto

Sanidad afirma que con la evolución actual será posible dejar de usar la mascarilla en exteriores “a mediados o finales de junio y casi con seguridad a finales de julio”

Aglomeración de personas el domingo en una playa de Barcelona.
Aglomeración de personas el domingo en una playa de Barcelona.Emilio Morenatti (AP)

España cierra mayo con el menor número de fallecidos por covid desde el pasado verano y consolida una tendencia a la baja que todos los expertos consideran ya irreversible ante la velocidad alcanzada por la campaña de vacunación. Más de 2,3 millones de personas han recibido una dosis en la última semana, lo que eleva hasta los 18 millones (el 38% de la población) las que ya han recibido al menos un pinchazo.

In English
May ends with the lowest monthly number of coronavirus deaths in Spain since August

Los muertos por coronavirus en los últimos 31 días, 1.737 personas, dan una idea de la magnitud del golpe propinado por una pandemia, incluso en estos últimos coletazos, que ya se ha llevado casi 80.000 vidas en España, según los registros de Sanidad. Esta contabilidad no incluye miles de decesos en la primera ola cuyo diagnóstico de coronavirus no se pudo confirmar. Pero aún siendo muchísimos, los fallecidos en el último mes son casi un 40% menos que en abril (2.757) y algo más de una cuarta parte de los registrados en marzo (6.317). Y la curva sigue descendiendo: Sanidad ha notificado este lunes 48 fallecimientos en los últimos tres días. Las muertes notificadas en los tres fines de semana anteriores eran prácticamente el doble: entre 91 y 103.

Hay que remontarse a agosto de 2020, con 649 fallecidos, para encontrar un mes con mejores indicadores. Todos estos datos proceden del balance diario ofrecido por el Ministerio de Sanidad, aún pendientes de consolidar por el Instituto de Salud Carlos III.

Los nuevos casos notificados por Sanidad ascienden a 9.732 positivos, manteniendo una tendencia a la baja muy suave que rompen algunas comunidades, con Andalucía a la cabeza, que registran un leve repunte. El director de Emergencias de Sanidad, Fernando Simón, considera que “la evolución de la transmisión está estabilizada y es muy posible que se mantenga así en las próximas semanas”.

Colas de acceso al centro de vacunación instalado en el Estadio Olímpico de Sevilla el 20 de mayo.
Colas de acceso al centro de vacunación instalado en el Estadio Olímpico de Sevilla el 20 de mayo.PACO PUENTES (EL PAÍS)

Los expertos coinciden en que ya está más cerca el final de la pandemia, aunque aún queda un largo trecho para volver a la normalidad. Mientras los hospitales siguen vaciándose de pacientes de coronavirus, España vive durante estos días una estabilización de la incidencia tras semanas de descensos.

Quique Bassat, epidemiólogo e investigador ICREA del instituto ISGlobal (Barcelona), afirma que “era un cambio previsible tras la relajación de medidas que trajo el fin del estado de alarma”. “Algunos incluso esperábamos un incremento marcado de diagnósticos, aunque la repercusión clínica que tendrá debería ser escasa porque el incremento de casos se concentra en la población más joven. Es la que incurre en más conductas de riesgo, pero también la que desarrolla cuadros clínicos más leves”, explica.

La inmensa mayoría de la población de riesgo, por edad o patologías asociadas, ya está vacunada en España, repiten con alivio los expertos. “Los nuevos ingresos son de gente más joven y mejor evolución clínica”, afirma José Miguel Cisneros, jefe de servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío (Sevilla). “Pero aún no nos podemos relajar como sociedad. Primero, porque el descenso de la ocupación hospitalaria se va produciendo, pero será lento. Y segundo, porque hay algunos perfiles vulnerables a los que el virus aún golpea”, añade Cisneros.

Más información
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, preside el acto institucional celebrado con motivo del Día de la Región en Guadalajara
JCCM
31/05/2021
Castilla-La Mancha propone el fin de las mascarillas en exteriores para julio y Madrid estudia la posibilidad
La investigación sobre el virus agrava las fricciones entre Estados Unidos y China

Uno de ellos es el de personas inmunodeprimidas, en los que las vacunas son menos efectivas y que siguen registrando hospitalizaciones. “El otro son las personas recién inmunizadas, que relajan las medidas de protección demasiado rápido y se infectan cuando su sistema inmunitario aún no ha desarrollado suficientes defensas”, sigue Cisneros.

Las curvas de los gráficos de fallecidos durante la pandemia dibujan un pronunciado descenso en el conjunto de España y todas las comunidades. Aún son altas, con más de 50 fallecidos diarios de media en el último mes, pero lo previsible es que en las próximas semanas sigan la senda marcada por el Reino Unido, país que aceleró antes en la campaña de vacunación y que ya lleva algunas semanas con una media de fallecidos diarios de un solo dígito.

Lo cierto, cuentan los expertos, es que apenas se están produciendo fallecimientos entre las nuevas infecciones, ya que apenas se producen hospitalizaciones entre los colectivos ya vacunados de mayor riesgo. “La mayoría de muertes son en pacientes que llevaban muchas semanas ingresados. Muchas veces era gente algo más joven, que ha sido capaz de aguantar estos largos ingresos, pero que lamentablemente al final no han logrado superar la infección”, explica Cisneros.

Casi 5.000 ingresados en UCI

En los hospitales españoles hay en estos momentos ingresados por el coronavirus un total de 4.858 personas, de las que 1.347 lo están en las unidades de cuidados intensivos (UCI). Son 756 y 280 menos, respectivamente, que hace siete días. Un descenso que es previsible que siga en las próximas semanas y que probablemente tenga un mayor impacto en las cifras de fallecidos ―en su mayor parte serán personas ingresadas en estos servicios― que los nuevos diagnósticos.

UCI de Hospital Vall d'Hebron de Barcelona el 28 de mayo.
UCI de Hospital Vall d'Hebron de Barcelona el 28 de mayo.MASSIMILIANO MINOCRI

Los expertos prevén que esta última variable oscilará arriba y abajo en las próximas semanas. “El incremento de la movilidad y de las interacciones sociales que se está produciendo tirará hacia arriba la incidencia, pero tenemos un cojín que son las vacunas que ya no solo se nota a nivel individual sino también a nivel comunitario”, explica Bassat. El índice de reproducción, la conocida R, se ha situado en los últimos días ligeramente por debajo de 1. “Tenemos casi el 20% de la población con la vacunación completada y esto reduce la R en aproximadamente un 20%”, añade.

Sin esta variable, y con una R de 1,20 o 1,30, España regresaría a los repuntes de incidencia que obligaron a adoptar restricciones en el pasado. “Mi opinión es que la incidencia oscilará un tiempo entre 50 y 150 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Partimos de niveles aún muy altos y me parece precipitado plantear ya la retirada de medidas como la mascarilla. Para eso, sería deseable bajar a 10 o 25 casos de incidencia”, concluye.

Castilla-La Mancha ha anunciado hoy su intención de que la mascarilla deje de ser obligatoria en el exterior en julio, algo que también estudia Madrid. Fernando Simón, ha afirmado que “si la evolución sigue siendo la actual” podría ser posible que “a mediados o finales de junio y casi con seguridad a finales de julio, las mascarillas en lugares abiertos no sea necesaria”. También ha añadido que “en interiores, en algunos colectivos muy concretos donde las tasas de vacunación sean muy altas” es posible que sea posible aplicar antes la medida.

En vídeo, Simón anuncia que las mascarillas podrían no ser obligatorias en exteriores para el verano, si continúa el ritmo de vacunación actual.Foto: EFE | EP

El incremento de la incidencia en algunas comunidades se percibe más si se mira este indicador a siete días, más sensible que el de 14 días. Andalucía ha pasado en la última semanas de 74 a 83 casos por 100.000 habitantes a una semana; la Comunidad Valenciana, de 14 a 18; Castilla-La Mancha, de 40 a 50.

Se trata en todo caso de un repunte con oscilaciones. Cataluña, donde también había empezado a subir la incidencia en los últimos días de la semana pasada, ha registrado este lunes un nuevo descenso hasta los 40 casos a 7 días. En el conjunto de España, la incidencia a 14 días ha marcado un ligero descenso al pasar de 124 casos a 122.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS