Un hombre asesina a su cuñada en la localidad navarra de Murchante y se da a la fuga

La Policía Foral investiga el crimen como un caso de violencia doméstica

La Policía Foral de Navarra, en el lugar del crimen, en Murchante.
La Policía Foral de Navarra, en el lugar del crimen, en Murchante.

Una mujer ha sido asesinada este miércoles por la mañana en la localidad navarra de Murchante por su cuñado, que posteriormente se ha dado a la fuga en circunstancias que están siendo investigadas por la Policía Foral como un crimen de violencia doméstica, según fuentes de la Consejería de Presidencia, Interior e Igualdad del Gobierno de Navarra.

El presunto agresor ha apuñalado a la hermana de su expareja dentro de un vehículo a las 10.24, en el término municipal de Murchante, ha informado la Policía Foral navarra. Los agentes han desplegado controles en las carreteras de la zona para tratar de detener al varón. El agresor, que había salido de la cárcel recientemente, ha acuchillado a la hermana de su exmujer en presencia de los dos hijos de la víctima, ha confirmado a este diario la policía.

Agentes de las policías judicial y científica han abierto una investigación por este asesinato, que en principio ha sido clasificado como un crimen de violencia doméstica por no existir una relación de pareja entre la víctima y el supuesto autor de la muerte.

El alcalde de Murchante, Luis Sancho, ha explicado que supuestamente el presunto asesino embistió el coche en el que viajaba la víctima con sus hijos, de 6 y 10 años de edad, y posteriormente accedió al vehículo donde ha apuñalado a su cuñada causándole la muerte. El regidor ha indicado en la Cadena SER que la fallecida es natural de Vitoria y estaba empadronada en Murchante desde hace cuatro años. También ha señalado que el municipio se encuentra “conmocionado” por el trágico suceso.

Tras conocerse que la víctima era oriunda de Vitoria, el alcalde de la capital vasca, Gorka Urtaran, ha enviado sus condolencias a los familiares y amistades de la mujer fallecida a través de un mensaje de su cuenta de Twitter en el que expresa su “rotunda condena” por el asesinato.

La ley integral de medidas contra la violencia de género, aprobada en España en 2004, es clara al respecto: no es un crimen machista. Se considera violencia de género o violencia machista cuando un hombre asesina a su pareja o expareja. Desde 2003 hay una estadística oficial que contabiliza esos casos: han sido asesinadas 1.102 mujeres desde entonces. En paralelo, desde 2013, se cuentan también a los hijos de esas mujeres que son asesinados y que también se consideran víctimas de violencia de género. La estadística oficial recoge 40 casos. Es la llamada violencia vicaria, en la que el agresor atenta contra la vida de terceras personas, normalmente hijos, para hacer el mayor daño posible a sus parejas o exparejas.

La futura Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, que pasó este martes en segunda vuelta por el Consejo de Ministros y cuya tramitación parlamentaria comenzará previsiblemente en septiembre, sí prevé un trato similar al de la violencia machista para las víctimas de violencia sexual, que van desde el acoso callejero al feminicidio sexual y para quienes la futura norma prevé itinerarios de “recuperación integral”. Estas otras víctimas serán contabilizadas de manera similar a la de las mujeres y menores víctimas de violencia de género. Se trata de una nueva estadística de violencia machista para cumplir con el Convenio de Estambul, que España ratificó ya en 2014, que prevé contabilizar crímenes como los casos de Laura Luelmo o Diana Quer, asesinadas por dos desconocidos que las agredieron sexualmente.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS