La policía detiene a otro hombre por la muerte a golpes de Samuel Luiz

Este arresto se suma a la de otros dos varones y una mujer tras la paliza que terminó con la vida del auxiliar de enfermería coruñés

Un agente de policía camina este martes por el cuartel de Lonzas de A Coruña, donde se encuentran detenidos tres jóvenes como presuntos autores de la muerte de Samuel Luiz.
Un agente de policía camina este martes por el cuartel de Lonzas de A Coruña, donde se encuentran detenidos tres jóvenes como presuntos autores de la muerte de Samuel Luiz.Cabalar (EFE)
In English

La policía ha detenido a otro hombre en A Coruña en el marco de la investigación por la muerte de Samuel Luiz, que recibió una paliza de al menos siete personas el pasado sábado. La chispa que prendió el fuego, según insisten fuentes policiales, fue un malentendido con un teléfono móvil. Una amiga de Samuel presente durante la paliza asegura que los agresores le profirieron insultos homófobos, lo que ha despertado una movilización de repulsa en varias ciudades españolas del colectivo LGTBI. El nuevo arrestado tiene entre 20 y 25 años y es amigo de los otros tres detenidos (dos hombres y una mujer) el lunes. Fuentes policiales señalan que el apresamiento de este varón, vecino de A Coruña y de nacionalidad española, ha sido fruto de la información obtenida en las declaraciones de los testigos. Al detenido se le imputa un delito de homicidio y otro de apropiación indebida, porque fue supuestamente él quien arrebató a la víctima el teléfono móvil.

Samuel Luiz se encontraba con una amiga a las puertas de un local, justo a la hora de cierre estipulada por las nuevas normas contra la covid-19 en Galicia, las tres de la madrugada. Había, por tanto, muchas personas en la acera. En ese momento, la víctima y su acompañante realizaban una videollamada con la novia de la chica, que vive en Pontevedra. Pero algo más allá en la calle estaba otro joven coruñés que había salido del mismo bar de copas con una amiga. Estaba muy bebido, explican fuentes policiales, e interpretó erróneamente que Luiz estaba grabándolos. Según el relato de la amiga del fallecido, se les encaró insultándoles, y una de las cosas que dijo fue “deja de grabar, maricón, o te mato”. Samuel, sin levantar el tono, le respondió: “Maricón, ¿de qué?”. La reacción del agresor fue pegarle un primer puñetazo. Y a continuación se sumaron unos seis amigos que hasta entonces estaban dentro del bar. En ese momento comenzó un linchamiento en el que Samuel Luiz cayó al suelo y se levantó tratando de escapar hasta tres veces.

En los primeros golpes, a Samuel Luiz se le cayó el teléfono. Lo último que le dijo a su amiga fue que buscase el aparato. Pero en medio de la marabunta ella ya no lo encontró. Se había hecho con él, supuestamente, el joven detenido esta madrugada, como informa la Delegación del Gobierno en Galicia. De ahí que se le impute el delito de apropiación indebida. Este objeto, según sospecha la Brigada Provincial de la Policía Judicial, puede ayudar a arrojar luz sobre el detonante de la paliza mortal.

Los otros detenidos son dos hombres y una mujer coruñeses, de entre 20 y 25 años y también amigos entre sí. Ninguno de ellos tiene antecedentes policiales. Estaban todos en el mismo local. En las últimas horas han proseguido los interrogatorios. Uno de esos tres primeros detenidos es el que increpó a Samuel Luiz, la mujer es la que le acompañaba en el momento en que creyeron que la víctima los estaba grabando a la salida de un local de copas, El Andén.

Hasta 15 personas han prestado declaración en una comisaría de la Policía Nacional de A Coruña. Sobre la posible motivación homófoba del crimen, que generó una clamorosa oleada de protestas convocadas por distintos colectivos LGTBI el pasado lunes por toda España, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, señaló el martes que “de momento no se descarta ninguna hipótesis, porque eso tendrá que decidirlo la jueza, y en esa línea va a seguir la Policía Nacional”.

Los investigadores han intentado aclarar en los últimos días qué desató la paliza mortal a Luiz. La principal prueba de cargo contra los presuntos autores del crimen son las grabaciones de las cámaras de seguridad que registraron la agresión. La paliza se produjo a las tres de la madrugada del sábado en torno al paseo litoral de A Coruña, en una concurrida zona de copas. Era la segunda noche que el ocio nocturno abría sus puertas en Galicia tras el cierre por la pandemia. Luiz estaba con unas amigas fuera de un local.


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción