La crisis del coronavirus

La mitad de las comunidades acelera la vacunación de los menores de 30 años ante la quinta ola de covid-19

Madrid y Castilla-La Mancha se suman a las comunidades que abren la programación para inmunizar a veinteañeros y adolescentes

Un hombre recibe la vacuna de Pfizer en Madrid este lunes.
Un hombre recibe la vacuna de Pfizer en Madrid este lunes.JAVIER BARBANCHO / REUTERS

La rápida propagación de la variante delta en España ha propinado un fuerte empujón al coronavirus en la carrera que mantiene con la campaña de vacunación que debe poner fin a la peor pandemia vivida en un siglo. El crecimiento exponencial de los contagios entre los grupos más jóvenes aún no vacunados ha dado un vuelco a la situación en apenas un par de semana: los hospitales en comunidades como Cataluña atendían este lunes al doble de enfermos que a finales de junio (ya se acercan al millar) y reabrían plazas de UCI que habían sido cerradas.

In English

El director del Centro de Emergencias y Alertas Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, ha alertado esta tarde de la situación al recordar que “los no vacunados tienen una incidencia de hasta 20 veces más que los vacunados” y que esto entraña también un riesgo para el resto de la población: “Es una situación dramática si añadimos que hay una relación entre los vacunados y no vacunados, sabiendo que algunos de ellos [aún] no han desarrollado inmunidad”.

El grupo más vulnerable en estos momentos es el de personas de 60 a 69 años, el que recibió la vacuna de AstraZeneca. Esta es la requiere una mayor separación entre dosis, 12 semanas inicialmente, aunque varias comunidades ya han empezado a reducir ese plazo a ocho, en cualquier caso muchas más que las tres semanas de diferencia con las que se administran las dos dosis de Pfizer.

En vídeo, declaraciones este lunes de Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.EUROPA PRESS/R.Rubio / VÍDEO: EFE

Esto ha hecho que en este grupo de edad, apenas el 70% haya recibido ya las dos dosis que confieren una inmunidad cercana al 95%, según el último informe del Ministerio de Sanidad. Un porcentaje que contrasta con el más del 98% que ha cumplido la pauta entre los mayores de 70 años y también con el 83% entre el siguiente tramo de edad más joven, el de 50 a 59 años. El 58% de la población (27,5 millones de personas) tiene al menos una dosis y el 44,3% ha recibido la pauta completa (casi 21 millones).

La situación ha obligado a las autonomías a reaccionar. La Comunidad Valenciana, que ha reimpuesto el toque de queda en 32 municipios, ya prevé imponer aún más restricciones. Cataluña cerró la semana pasada el ocio nocturno y este lunes ha anunciado que cierra toda la actividad no esencial a las 00.30. Ocho autonomías han acelerado la vacunación de los menores de 30 años para tratar de poner coto a la que ya es la quinta ola.

Madrid abre las citas para mayores de 16

Madrid ha sido la última comunidad en dar el paso al abrir este lunes el sistema de autocita para los mayores de 16 años, una medida que llega después de que el pasado viernes hiciera lo mismo con quienes tienen entre 25 y 29. La demanda de este último grupo fue enorme y en apenas unas horas, hasta media tarde del viernes, superó las 120.000 peticiones. La Comunidad también empezó a vacunar la pasada semana a los estudiantes Erasmus que tienen previsto trasladarse este curso a alguna universidad europea. Mientras, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso sigue con su plan de derivar a compañías privadas la vacunación de la población y esta semana sumará otras dos, Iberia Europ-Assistance y Santalucía, a las tres que ya lo están haciendo: Banco Santander, El Corte Inglés y Acciona.

Cataluña abrió hace dos semanas la vacunación de adolescentes y veinteañeros, al principio con la oferta de pocas citas aunque estas han ido aumentando en los últimos días ante la gravedad de la situación. Una de cada 40 personas de entre 20 y 29 años en esta comunidad —una incidencia cercana a los 2.500 casos por cada 100.000 habitantes— está contagiada por el virus o lo ha estado en las dos últimas semanas.

En Baleares, la vacunación para personas de entre 16 y 29 años se abrió a finales del mes de junio y ya son 56.400 las personas de esta franja de edad que han recibido la primera dosis de la vacuna, el 30% del total. La vacunación de los más jóvenes se está simultaneando con la de los grupos de 30 a 39 años, el 43% de los cuales tiene al menos una dosis puesta, y el de 40 a 49 (el 68%).

Más información

También Canarias ya ha avanzado en estos tramos de edad, con uno de cada 10 veinteañeros con una primera dosis y el 3,5% de adolescentes con el primer pinchazo. Son las islas más pequeñas, como La Gomera, El Hierro y La Graciosa, las que más avanzada tienen la inmunización de los grupos de edad más jóvenes.

Extremadura es otra de las comunidades que más adelantadas van y arrancó la vacunación de los veinteañeros “hace más de una semana en los centros de salud de las localidades pequeñas”, avanzó un portavoz. “Esta semana se vacunará de forma generalizada a este grupo de edad en los puntos centralizados de las grandes ciudades”, añade la Junta.

Andalucía espera para vacunar a los adolescentes

El País Vasco abrió el pasado viernes las agendas para la población de 16 a 29 años (270.000 personas en total). El sistema de reserva por internet y el teléfono estuvieron colapsados durante casi toda la jornada, pese a lo cual un total de 78.300 jóvenes pudieron adjudicarse una fecha para recibir la vacuna de Pfizer. Este miércoles comenzará a inmunizarse a los primeros jóvenes, aunque la vacunación de este grupo de edad no comenzará a hacerse forma intensiva hasta el próximo 20 de julio. En esta comunidad se están administrando una media de 23.000 dosis al día con el objetivo de llegar a mediados de agosto con un 70% de la población vasca inmunizada (ahora es el 50%).

Una profesional sanitaria atiende el 8 de julio a jóvenes en el centro de vacunación instalado en la Fira de Cornellà (Barcelona).
Una profesional sanitaria atiende el 8 de julio a jóvenes en el centro de vacunación instalado en la Fira de Cornellà (Barcelona).Marta Pérez / EFE

Castilla-La Mancha tiene previsto abrir la programación para vacunar a partir de los 16 años esta misma semana, mientras el ritmo de pinchazos semanales se mantiene sobre los 150.000, lo que ha permitido superar ya la barrera del 50% de la población con la pauta completa (unas 913.000 personas).

Navarra es otra de las comunidades que ya ha abierto a los veinteañeros –lo hizo la semana pasada— las citas para vacunarse, un paso adelante ante el aumento de los contagios ya que inicialmente estaba previsto que este grupo de población fuera inmunizado a finales de mes, según informó la consejera de Sanidad, Santos Induráin. En este caso, como en el del resto de autonomías que han abierto las agendas, las citas ya se han empezado a dar, aunque pueden ser para una o dos semanas más adelante.

La Junta de Andalucía mantiene en cambio el calendario previsto y no ha adelantado la vacunación de los jóvenes pese al aumento de contagios. Tampoco ha alterado por ahora los planes de apertura del ocio nocturno, con bares y discotecas funcionando hasta las dos de la madrugada. El presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, ha alegado este lunes: “Es muy difícil ponerle puertas al campo, a la gente joven no la puedes encerrar salvo que hagas un toque de queda. Al final, si no van a un ocio reglado y organizado con normas y horarios, los jóvenes se van a un parque, una playa, una nave, o a casa de un amigo. Creemos que vehiculizarlos por ahí es más efectivo que cerrar el ocio nocturno. Vamos a ver la inercia”. La excepción son los 11.000 estudiantes Erasmus, que ya han sido inmunizados. La vacunación en Andalucía se ralentizará algo esta semana, al igual que en el resto del país, porque el número de dosis recibidas es un 44% menor que hace siete días por las entregas de las compañías farmacéuticas. La edad de los inmunizados sigue bajando y ya pueden vacunarse personas de entre 29 y 31 años. La circulación del virus sigue acelerándose y ha crecido este lunes en 20 puntos hasta los 279 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, según los datos de la Junta.

La Comunidad Valenciana destinará esta semana cuatro de cada 10 dosis a personas de 30 a 39 años, un tramo de edad para el que la Generalitat adelantó la inmunización sin alterar su plan de mantener una programación en orden descendente de edad. El Gobierno de Ximo Puig mantiene como objetivo que a finales de agosto estén vacunados los mayores de 18 años. También ha adelantado la vacunación de los estudiantes Erasmus, que recibieron la primera dosis la semana pasada. “La estrategia de vacunación ha priorizado hasta ahora a las personas de más edad porque tienen más riesgo de hospitalización y de ingresar en la UCI, pero nadie es inmune. La incidencia en la juventud es muy superior a la media de la población general y, aunque los jóvenes suelen pasar la enfermedad con síntomas menos graves, vamos a ir extendiendo la vacunación hacia las personas más jóvenes”, ha afirmado este lunes la consejera de Sanidad, Ana Barceló.

Varias comunidades no cambian sus planes

Cantabria, Asturias, Murcia, La Rioja y Castilla y León no tienen previsto por ahora adelantar la vacunación de los tramos de edad más jóvenes, aunque en esta última comunidad el ritmo de pinchazos en algunas provincias ya permite que los menores de 30 años hayan empezado a recibir las primeras dosis. El Principado empieza esta semana a inmunizar a los estudiantes Erasmus y el ritmo descendente por edad ya ha alcanzado a los menores de 35 años. La Rioja, por su parte, empieza a vacunar esta semana al grupo de edad de 35 a 39 años en algunas zonas básicas de salud.

Tampoco ha cambiado sus planes Galicia, con la excepción de los universitarios que vayan a otros países. Son, de momento, los únicos jóvenes que podrán recibir su dosis y el resto, a pesar de que el ocio ha multiplicado por cuatro los contagios, tendrán que aguardar a “septiembre u octubre”, según el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo. Este hizo un llamamiento a las familias para “persuadir a los jóvenes de mantener el mismo rigor del verano pasado porque al no haber vacunas suficientes la capacidad de contagio es la misma, pero con más variantes y más contagiosas”. “Pedimos disculpas por no tener vacunas suficientes para ellos”, siguió Núñez Feijóo, que recalcó que no se puede “decir a una persona de 35 años que tiene menos prioridad que una de 25”.

En el otro extremo, Ceuta y Melilla van mucho más adelantadas en la población de los más jóvenes debido al mayor peso relativo de este grupo de edad entre su población, también más pequeña en comparación con las comunidades autónomas.

Con información de María Fabra, Silvia R. Pontevedra, Mikel Ormazabal, Juan Navarro, Javier Martín-Arroyo, Bernat Coll, Lucía Bohórquez e Isabel Valdés.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50