tribunales

La Audiencia de Valencia revoca la condena a un hombre por ocultar a su esposa que había tenido relaciones homosexuales

La sentencia, ahora anulada, le impuso una compensación de 3.000 euros para la mujer y la nulidad civil del matrimonio

Javier Vilalta, en Valencia, en una imagen de archivo.
Javier Vilalta, en Valencia, en una imagen de archivo.Mònica Torres

La Audiencia Provincial de Valencia ha revocado la sentencia en la que se condenó a un hombre por “ocultar deliberadamente” su homosexualidad a su esposa durante la relación. La sentencia declaraba la nulidad civil del matrimonio e imponía la compensación con 3.000 euros a la mujer porque, según esgrimía, “partiendo de que el desengaño personal no es resarcible económicamente, la compensación debe […] reducirse a la cantidad de 1.000 euros por cada uno de los tres años que duró el matrimonio”. Ahora, la Audiencia de Valencia ha dejado sin efecto el fallo. “Es una sentencia que beneficia a toda la sociedad española”, ha señalado a EL PAÍS el hombre que fue condenado, el abogado valenciano Javier Vilalta.

El propio demandado, que se declara bisexual, ha dado a conocer este jueves, la decisión a través de un tuit. “Me siento con una sensación de paz, justicia y felicidad”, ha escrito. Además, ha hecho llegar a sus más cercanos un texto de agradecimiento por el apoyo recibido durante el proceso: “Me siento no victorioso, sino repuesto en mi derecho y honor, tengo la plena sensación de haber recibido una sentencia que hace justicia, lo que me hace sentir feliz, que no eufórico, que me devuelve al momento previo que recibí la demanda por homosexual”.

La relación de Vilalta con su esposa duró cinco años, tres de ellos de matrimonio, y acabó con un divorcio de mutuo acuerdo. Sin embargo, unos amigos en común le insistieron en que su exmarido siempre había sido homosexual y había mantenido relaciones con un conocido “antes, durante y después” de su matrimonio, por lo que ella decidió acudir a los tribunales para tratar de resarcir la situación por la vía civil. La magistrada del juzgado de primera instancia número 9 de Valencia le dio la razón y argumentó que la demandante no obró con una actitud homófoba, ya que esta “mostró pleno respecto hacia la homosexualidad de su exesposo”. La jueza, que eximió a Vilalta “mala fe”, consideró acreditado que “hubo ocultación a la que iba a ser su esposa de la relación y práctica homosexual previas al matrimonio”.

“Mi agradecimiento a todas las personas que sí tuvieron que simular sus matrimonios porque la presión social, cultura, iglesia y la época que vivieron no tuvieron otra opción y actualmente han rehecho su vida y divorciado, por su apoyo y preocupación por este proceso (personalmente en todo momento he sentido la responsabilidad hacia todas estas personas que me escribían en privado)”, ha expresado el abogado a sus amigos, quien, además, ha resaltado la importancia del fallo de la Audiencia Provincial “para la evolución de la doctrina”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50