Carolina Darias dice que “todo indica” que se administrará una tercera dosis a inmunodeprimidos y pacientes oncológicos

La OMS abre la puerta a que se inyecte una dosis de refuerzo a los más vulnerables

Una enfermera prepara una dosis de la vacuna en Valencia en marzo.
Una enfermera prepara una dosis de la vacuna en Valencia en marzo.Mònica Torres

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha deslizado este lunes que los pacientes inmunodeprimidos con trasplante sólido o los que estén en tratamiento oncológico recibirán una tercera dosis de la vacuna contra la covid-19. Ha insistido en que la decisión que se tome será siempre “de la mano de la evidencia científica”. En una entrevista en Onda Cero, Darias ha dicho que “todo indica” que en “determinados colectivos” vulnerables se inyectará una dosis de refuerzo. También ha comentado que los técnicos de la ponencia de vacunas, que se reunirán el próximo miércoles, ya tienen muy adelantada la propuesta sobre los colectivos a los que previsiblemente se les administrará un tercer pinchazo.

Más información
PONFERRADA -LEON 26/08/21 Carmen Hernández del Río .Reportaje sobre problemas de las cuidadoras, los colectivos inmunodeprimidos en la quinta ola. Cuida de sus dos padres con alzhéimer. Deja a sus padres en el Centro de Alzheimer de Ponferrada                                                                                                                                       Información - Oriol Gúell 636 95 38 15
El miedo al coronavirus mantiene a los inmunodeprimidos anclados en los peores meses de la pandemia

“Hay consenso en las personas con una inmunosupresión, por ejemplo por trasplante sólido”, ha dicho la ministra, quien ha matizado que para este grupo, más que una de refuerzo, lo importante sería administrarles una dosis que les permita alcanzar la misma respuesta que a las personas no inmunodeprimidas. Y los “pacientes que tengan un tratamiento oncológico, pues también pudiera ser”, ha avanzado Darias, aunque ha preferido no anticiparse a los expertos, cuyo criterio va a “respetar siempre”. De cualquier manera, la decisión la tomarán el ministerio junto con las comunidades en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, donde se verá el dictamen que elabore la Comisión de Salud Pública a partir de la propuesta de la ponencia.

Estas declaraciones se dan el día que España alcanza el 69,1% de población completamente vacunada. Prácticamente todas las personas vulnerables están inmunizadas contra la covid y los que menos problemas sufren por el coronavirus, los jóvenes, también alcanzan cotas altísimas de vacunación (el 56% de las personas de 20 a 29 años está inmunizado). En este contexto de grandes grupos de población vacunada y sin escasez de viales, el debate sobre inocular una tercera dosis entre los más vulnerables al virus toma fuerza.

La ministra de Sanidad, Carolina Darías, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el 25 de agosto.
La ministra de Sanidad, Carolina Darías, ofrece una rueda de prensa tras la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud el 25 de agosto.Mariscal (EFE)

Para los más vulnerables

Este lunes también se ha referido a la inoculación de un tercer pinchazo el director regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Europa, Hans Kluge. En una rueda de prensa en la que ha lamentado el ascenso de la pandemia en el continente —según los cálculos de este organismo podría costar 236.000 vidas más en Europa hasta el 1 de diciembre—, Kluge ha abierto la puerta a administrar una dosis de refuerzo para las personas más vulnerables. “Una tercera dosis no es un refuerzo de lujo que se le quita a alguien que espera por la primera. Es una forma de mantener a salvo a los más vulnerables”, ha dicho Kluge. Sin embargo, el responsable regional de la OMS se ha mostrado prudente: “Una tercera dosis podría ser necesaria en el futuro para grupos de población o entornos específicos. No obstante, son necesarios más datos sobre el momento ideal y la dosificación del refuerzo, que pueden diferir según la vacuna”. Estas declaraciones suponen una evolución en la posición de la OMS, que, ante la escasez de dosis en los países pobres, pidió a los países ricos retrasar la administración de un tercer pinchazo.

Con el debate de la tercera dosis abierto, y a la espera por parte del Ministerio de Sanidad del posicionamiento de la EMA para tomar una decisión, los expertos clínicos se inclinan por considerarla necesaria para todos o la mayoría de los inmunodeprimidos y también para las personas mayores (aunque algunas ponen el límite en los 65 años y otros en los 70 e incluso 75). Es algo que ya han anunciado en Europa países como Alemania y Francia. Estados Unidos, en cambio, ha mostrado su intención de dar esta dosis de refuerzo a toda la población adulta, al igual que Israel.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS