Sanidad y las comunidades elevan los aforos en los estadios ante el avance de la vacunación y la caída de la quinta ola

Los estadios de LaLiga y la ACB podrán albergar el 60% de su capacidad en recintos abiertos y el 40% en cerrados, mientras las autonomías continúan dando pasos en la desescalada

El público abandona el Camp Nou tras el partido de la tercera jornada de LaLiga disputado el pasado domingo.
El público abandona el Camp Nou tras el partido de la tercera jornada de LaLiga disputado el pasado domingo.Toni Albir (EFE)

El mismo día que España ha superado oficialmente el 70% de la población vacunada frente a la covid (70,3% con pauta completa), el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas han decidido dar un nuevo paso hacia algo más parecido a lo que era la normalidad antes de marzo de 2020, según confirman a EL PAÍS fuentes del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Los estadios en la Liga Profesional de Fútbol y la ACB de baloncesto podrán ampliar sus aforos hasta el 60% en espacios abiertos y 40% en cerrados, al mismo tiempo que algunos gobiernos autonómicos van desescalando restricciones en sus territorios. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha precisado que estos porcentajes son máximos, “así que las comunidades pueden decidir poner un aforo inferior dependiendo de su situación epidemiológica”. De llegar al 60%, esto quiere decir que, por ejemplo, en el estadio del Barcelona podrían entrar hasta 60.000 personas y en el del Sevilla, 26.000. El incremento de aforos también se aplicará en la Segunda División de fútbol.

El acuerdo llega menos de un mes después de que esas cifras se fijasen en una cota más restrictiva: 40% en instalaciones abiertas y 30% en cerradas. Por entonces España atravesaba prácticamente el pico de la quinta ola, con una incidencia acumulada de 633 casos por 100.000 habitantes en 14 días. Este miércoles se registraron 221 en una tendencia descendente que comenzó a bajar a finales de julio.

En vídeo, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, anuncia que el Gobierno ampliará el aforo máximo en estadios de fútbol al 60% y al 40% en los de baloncesto, durante una rueda de prensa este miércoles.

“En estos momentos, la campaña de vacunación avanza a gran velocidad. Las coberturas de vacunación que se están alcanzando junto con el número de personas con antecedentes de infección por SARS-CoV-2 hace pensar que, pasado el verano, un elevado porcentaje de la población estará inmunizada frente a la covid-19, sin olvidar, no obstante, que la pauta completa de vacunación no asegura de forma individual la imposibilidad de ser infectado o ser transmisor del virus a otras personas”, justifica el documento de acuerdo alcanzado por Sanidad y las comunidades en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este miércoles, al que ha tenido acceso EL PAÍS. Se trata de un consenso de mínimos y deja posibilidad a las autoridades en cada autonomía para aplicar medidas adicionales.

Las medidas estarán en vigor hasta el 30 de septiembre, cuando el Gobierno nacional y los autonómicos se volverán a sentar para reevaluar la situación y seguir ampliando aforos, en caso de que la evolución de la pandemia lo permita. Además de los aforos, el documento recomienda que los asistentes a los eventos sean preferentemente personas abonadas y público local, se fijen franjas horarias para los accesos, se distribuyan asientos preasignados en todo el recinto y se mantenga en todo momento el uso de la mascarilla.

En opinión de Pedro Gullón, de la Sociedad Española de Epidemiología, es “normal” que se vayan relajando las restricciones a medida que la ola epidémica baja, pero hace hincapié en que hay que tener en mente que son decisiones “dinámicas” que pueden cambiar en función de la evolución de la transmisión del virus. “En cualquier caso —añade— creo que decisiones como esta deberían aplicarse con coherencia y proporcionalidad. No tiene sentido aumentar aforos mientras en algunos sitios se plantean toques de queda”.

Las comunidades dan pasos en la desescalada

Las medidas para frenar la covid tienden a la flexibilización en la mayoría de las comunidades, impulsadas por la gran porción de la población que ya está vacunada y la bajada de la incidencia acumulada (que, en cualquier caso, sigue en niveles altos de riesgo de transmisión en la mayoría de ellas).

Andalucía ha ampliado esta misma semana los horarios de la hostelería y el ocio nocturno a las 2.00 y 3.30, respectivamente. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha anunciado este miércoles que a partir de la tercera semana de septiembre relajará sus restricciones ampliando aforos, especialmente en el ámbito de la cultura, el ocio, la hostelería y aquellas que se dan en exteriores, aunque todavía no ha especificado de qué forma lo hará. “Las medidas las anunciaremos después de unas semanas de vuelta al colegio y al trabajo, puesto que la segunda ola en Madrid y la operación retorno del año pasado nos demostró que la concentración de alumnos en las clases modificaba el comportamiento del virus. Queremos ver cómo se desarrolla todo esto en una comunidad con una alta densidad de población como es Madrid”, ha dicho Ayuso.

En la Comunidad Valenciana, el día 6 de septiembre se revisarán todas las restricciones (se siguen limitando aforos en el interior al 50% de su capacidad, 10 comensales por mesa en el exterior y seis en interiores). Pero el presidente, Ximo Puig, ha avanzado que la desescalada será paulatina y se llegará a la normalidad en torno al 9 de octubre.

En Galicia volverá, previsiblemente la semana que viene, el consumo en las barras de los bares “con condiciones”. Lo ha anunciado este miércoles el consejero de Sanidade, Julio García Comesaña, tras la reunión semanal del comité clínico. Xunta y hosteleros llevan semanas intentando elaborar un documento consensuado que parece que se les resiste, ya que se pospone una semana más aunque Comesaña sostiene que la negociación avanza.

Con información de Cristina Huete, Cristina Vázquez, Isabel Valdés y Eva Saiz.

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción