ESPECIAL PUBLICIDAD
Contenido patrocinado por una marca

Electrónica renovada, una nueva forma de consumir tecnología

Ofrece una calidad y unas prestaciones similares a las de un producto nuevo, pero cuesta mucho menos. También es más respetuosa con el medio ambiente: el deseo por poseer el último dispositivo genera toneladas de residuos en todo el mundo

En muchas ocasiones, merece la pena utilizar dispositivos reacondicionados de los que se conocen prestaciones como las ópticas. Y el planeta agradece esa reducción de desechos tecnológicos.
En muchas ocasiones, merece la pena utilizar dispositivos reacondicionados de los que se conocen prestaciones como las ópticas. Y el planeta agradece esa reducción de desechos tecnológicos.HEX. (HEX. / Stocksy United)

Según datos de la ONU en su informe The Global E-waste Monitor 2020, la basura electrónica mundial en 2019 fue de 53,6 millones de toneladas, lo que supone una media de 7,3 kg por habitante. Las previsiones indican que en 2030 estas cifras alcanzarán casi el doble. El 38% de estos residuos son pequeños aparatos, como teléfonos móviles y ordenadores. Y solo una quinta parte de todos estos desperdicios se recicla. Teniendo en cuenta que cada dos años cambiamos de smartphone —de acuerdo con el trabajo de la consultora Deloitte, Estudio de Consumo Móvil en España— el volumen total de restos es notable.

Si queremos contribuir a la salud del planeta no queda otra que reducir esta cantidad de residuos. Adquirir productos electrónicos reacondicionados es una solución muy a tener en cuenta. Y es una tendencia en alza. Si bien los teléfonos móviles son los más populares, hoy en día se pueden encontrar todo tipo de dispositivos restaurados. Según datos de Back Market, el primer market place dedicado en exclusiva al reacondicionado, la electrónica más demandada son smartphones, MacBook, tabletas, portátiles de oficina, Apple Watch, portátiles híbridos (ordenador y tableta), Notebooks y Ultrabooks, auriculares Apple (EarPods/AirPods), videoconsolas y cámaras.

Además del beneficio medioambiental, la electrónica reacondicionada facilita el acceso a la última tecnología a un precio mucho más ajustado que el de la versión de estreno. En Back Market se encuentran prácticamente todas las marcas y modelos. Además, colaboran con fabricantes (en España, Apple, Oppo, Polti, Moulinex, Rowenta y Krups) que venden en la plataforma sus propios productos reacondicionados.

Larga segunda vida

El reacondicionado consiste en dar una segunda vida y alargar la duración útil de todo tipo de aparatos electrónicos usados. Es una manera de compensar el consumo excesivo (y a veces compulsivo) de dispositivos y de luchar contra la obsolescencia programada que muchos fabricantes incorporan a sus productos. Se realiza en talleres, de manos de técnicos especializados, siguiendo unos estándares de calidad garantizados y utilizando, si fuera el caso, piezas de sustitución autorizadas por el fabricante original. Así se logran unas prestaciones similares a las que tenía el aparato cuando era nuevo.

El reacondicionado se realiza en talleres, de manos de técnicos especializados, siguiendo unos estándares de calidad garantizados. Si es preciso, se utilizan piezas de sustitución autorizadas por el fabricante original.
El reacondicionado se realiza en talleres, de manos de técnicos especializados, siguiendo unos estándares de calidad garantizados. Si es preciso, se utilizan piezas de sustitución autorizadas por el fabricante original.

Hoy en día se pueden encontrar una gran variedad de dispositivos reacondicionados, desde pequeños electrodomésticos hasta sofisticados smartphones. El catálogo de Back Market contiene más de 150 categorías de productos y miles de modelos diferentes. Teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas son los más demandados.

Relojes, cámaras, televisores, patinetes eléctricos, electrodomésticos, instrumentos musicales y aparatos para el hogar también forman parte del inventario del vendedor. Su objetivo es incrementar el volumen de ventas de estas categorías en los próximos meses. Así seguirán disminuyendo el impacto medioambiental provocado por el elevado consumo tecnológico y crearán una economía circular robusta. Pero para lograrlo debe existir suficiente oferta: el mantra de Back Market es que toda la electrónica que equipa un hogar pueda ser reacondicionada.

Por qué elegir un reacondicionado

Algunos dispositivos electrónicos son realmente caros, sobre todo los de ciertos fabricantes con renombre. Hablamos de cifras que, en ocasiones, pueden llegar a superar las tres cifras. Nuevos, son inalcanzables. Reacondicionados son más accesibles… y asequibles. En comparación con el mismo producto de estreno, los productos de Back Market cuestan entre un 30 y un 70 por ciento menos. Para los estudiantes son algo más económicos, pueden acceder a un descuento del 5% extra.

En comparación con el mismo producto el día del estreno, los de Back Market cuestan entre un 30 y un 70 por ciento menos.
En comparación con el mismo producto el día del estreno, los de Back Market cuestan entre un 30 y un 70 por ciento menos.

Además del precio, la calidad es un as importante. Según explica Vianney Vaute, cofundador y Director de Comunicaciones Corporativas de Back Market, “a diferencia de otros market places, acompañamos tanto a los clientes como a los vendedores para asegurarnos de que la calidad de los productos reacondicionados está al nivel de la de los nuevos. Para ello se realiza un seguimiento del pedido y de la satisfacción del cliente después de haber recibido el producto”. También se exigen fuertes niveles de calidad a los vendedores. “Podemos bloquear su actividad si no estuvieran a la altura de lo exigido en Back Market. Queremos que el reacondicionado sea la primera opción de compra de electrónica de aquí a poco, y para esto tenemos que ser muy exigentes”, concluye.

Back Market respalda todas las compras y solventa cualquier posible incidencia a través de su servicio de atención al cliente. La plataforma ofrece financiación en las operaciones y asegura la devolución del dinero si el producto no cumple con las expectativas durante los primeros 30 días. La garantía comercial de 24 meses es otro plus muy a tener en cuenta. “Si queremos revolucionar la forma de consumir tecnología, debemos garantizar que los productos reacondicionados proporcionen al consumidor las mismas garantías que los productos nuevos”, apunta Vaute.

La plataforma Back Market ofrece financiación en las operaciones y asegura la devolución del dinero si el producto no cumple con las expectativas durante los primeros 30 días

¿Qué debemos tener en cuenta al elegir un producto reacondicionado?

Está claro que adquirir electrónica reacondicionada está de moda. “Cada vez más los clientes que vuelven a Back Market porque están convencidos de que el reacondicionado es la nueva forma de consumir tecnología. Superar los cinco millones de compradores y abrir mercado en tres continentes corrobora que la revolución del mercado tecnológico con la que soñábamos en los comienzos es posible”, aclara Vianney Vaute.

Dónde compremos un producto reacondicionado marcará nuestra experiencia y nos convertirá en clientes fieles. Éstas son las premisas que deben cumplir los vendedores de electrónica renovada:

- Descripción del estado. ¿Arañazos, golpes, roturas? Desconfía de los vendedores que no especifican el estado del producto: cuanta más información y más detalla, mejor.

- Devoluciones. Sí, también tienes derecho a arrepentirte de la compra. Opta por los que dan la posibilidad de devolver el producto y recuperar el dinero.

- Garantía. Fundamental que sea lo más extendida posible. Al menos debería cubrir el primer año.

- Atención al cliente. ¿Hay alguien al otro lado? Contar con un servicio eficaz que resuelva cualquier problema es vital.

- Envíos. A todos nos gusta recibir los que hemos comprado en un plazo de tiempo razonable, es un indicativo de la seriedad de aquel que nos vende el producto.

Archivado En

Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

El primer mes por 1€

Suscríbete

Ya tengo una suscripción