La autoridad sanitaria de EE UU recomienda una tercera dosis de la vacuna contra la covid para adultos mayores y enfermos

Los expertos votan a favor de que la reciban los mayores de 65 años, residentes de hogares de ancianos y pacientes con enfermedades subyacentes

La enfermera Angeline Gabuten administra una dosis de la vacuna de Pfizer COVID-19 en un centro de vacunación en Santa Ana, California.
La enfermera Angeline Gabuten administra una dosis de la vacuna de Pfizer COVID-19 en un centro de vacunación en Santa Ana, California.Jae C. Hong (AP)

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han aprobado a última hora del jueves administrar una dosis de refuerzo contra el coronavirus de Pfizer-BioNTech a millones de adultos mayores y enfermos crónicos. La directora de los CDC, la doctora Rochelle Walensky, firmó una serie de recomendaciones realizada por un panel de asesores sobre quiénes deben beneficiarse de una dosis extra seis meses después de la segunda dosis: mayores de 65 años, residentes de hogares de ancianos, personas de 50 a 64 años que tienen problemas de salud subyacentes, y los jóvenes y adultos de 18 a 49 años que padecen enfermedades crónicas.

Walensky también incluyó a los trabajadores altamente expuestos a contraer el virus en sus empleos, como sanitarios y profesores. La categoría que incluye a las personas que viven en entornos institucionales que aumentan su riesgo de exposición, como cárceles o refugios para personas sin hogar. El comité de expertos de la CDC había descartado a este grupo, pero la palabra final la tenía la directora, quien firmó las recomendaciones pasada la medianoche del jueves.

Vacunas EE UU
La agencia del medicamento de EE UU aprueba la tercera dosis solo para mayores de 65 años y personas en riesgo
EE UU donará 500 millones de dosis de vacunas suplementarias a países con menos recursos
Amnistía Internacional acusa a seis farmacéuticas de “avivar una crisis de derechos humanos sin precedentes”

Los CDC enfatizaron en que cambiarán las recomendaciones si la nueva evidencia apunta a que más personas necesitan un refuerzo. El miércoles por la noche la agencia reguladora del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) dio el visto bueno a la dosis de refuerzo para los grupos demográficos mencionados. La Administración de Joe Biden esperaba que las agencias aprobaran la tercera ronda de inyecciones a la población general, pero la gran mayoría de científicos se mostró en contra de que la gente sana la recibiera, truncando los planes del presidente estadounidense para frenar la propagación de los brotes debido a la variante delta. Los pacientes inmunodeprimidos ya pueden recibir una tercera inyección.

Los expertos debatieron sobre los datos disponibles hasta ahora. Por un lado, arrojan que las vacunas contra la covid continúan ofreciendo una fuerte protección contra la enfermedad grave, hospitalización y muerte. Por otro, se presentan más infecciones de grado menor entre los vacunados a medida que disminuye la inmunidad. Además, los científicos están divididos sobre si la evidencia obtenida hasta ahora es suficiente para tomar la decisión. Walensky reconoció que los datos “no son perfectos”. “Sin embargo, colectivamente forman una imagen para nosotros”, aseguró, “y son lo que tenemos en este momento para tomar una decisión sobre la próxima etapa de esta pandemia”.

La prioridad sigue siendo vacunar a los no vacunados “aquí en Estados Unidos y en todo el mundo”, sostuvo este jueves la doctora Rochelle Walensky, directora de los CDC, ante un panel que discutió si ofrecer una tercera dosis podría distraer del plan de vacunación dirigido a los que no quieren inocularse. Aproximadamente 22 millones de estadounidenses recibieron la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech hace más de seis meses, según los CDC. Cerca de la mitad de ellos tienen 65 años o más. Las agencias reguladoras no recomiendan que las personas vacunadas con una marca diferente reciban el tercer pinchazo de Pfizer. La FDA decidirá próximamente sobre si aprueba administrar la inyección de refuerzo de las vacunas de Moderna y Johnson & Johnson.

Las recomendaciones limitadas de los expertos truncan los planes de Biden para atajar con toda la artillería posible los brotes del virus producto de la variante delta. Estados Unidos está administrando cerca de 760.000 dosis al día, lejos del máximo de 3,4 millones diario alcanzado en abril. Aproximadamente 180 millones de estadounidenses están completamente vacunados, lo que representa el 64% de la población elegible. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha opuesto a que los países más ricos administren una tercera dosis cuando los más pobres aún no cuentan con vacunas suficientes para administrar la primera a su población.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Sobre la firma

Antonia Laborde

Corresponsal en Washington desde 2018. Ha trabajado en Telemundo (España), en el periódico económico Pulso (Chile) y en el medio online El Definido (Chile). Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS