Una donación española permite abrir en Lisboa un innovador centro contra el cáncer de páncreas

El centro Botton-Champalimaud, inaugurado por los Reyes y el presidente portugués, combina la investigación con la atención clínica a los enfermos

De izquierda a derecha, Carlota Botton, los Reyes, Marcelo Rebelo de Sousa y Mauricio Botton, esta tarde durante la inauguración del Botton-Champalimaud Pancreatic Cancer Centre en Lisboa. En vídeo, momento de la llegada de SS.MM y discurso de Felipe VI.Vídeo: ATLAS/EUROPA PRESS (Foto: NUNO VEIGA / EFE)

El franco-español Mauricio Botton es del club de los millonarios discretos. Nieto del fundador de Danone, Isaac Caraso, cortó la última vinculación con la multinacional hace unos años para dedicarse por completo a la producción de aceite de oliva para tiendas gourmet desde Cataluña y el Alentejo portugués. Hace unos años puso en venta su finca de Avinyonet del Penedès y estableció su residencia habitual entre París y Madrid. Junto a su esposa, Carlota Botton, ha donado 50 millones de euros a la Fundación Champalimaud, de Lisboa, para un centro de investigación y tratamiento del cáncer de páncreas, que este lunes por la tarde han inaugurado los Reyes de España y el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y que ha sido bautizado Botton-Champalimaud Pancreatic Cancer Centre en señal de gratitud.

Está previsto que comience a funcionar en enero de 2022. Cuenta con un hospital de día, un laboratorio de investigación, quirófanos y UCI. En él trabajan una docena de investigadores españoles de un total de 200. “Es el cáncer más difícil de todos”, ha señalado esta tarde el filántropo de origen sefardí para explicar la elección. La decisión de los Botton de hacer su millonaria donación surgió hace tres años, tras una visita de la pareja a la Fundación Champalimaud, que abrió en 2010 para dedicarse a la investigación en neurociencias y cáncer. “Vimos que teníamos conexiones afines con Leonor Beleza y João Silveira, eso nos ha motivado a hacer algo con ellos”, explicó Mauricio Botton.

Más información

El cáncer de páncreas apenas ha mejorado sus perspectivas de supervivencia en las últimas décadas. Sigue siendo uno de los tumores con mayores índices de mortalidad, sin que la investigación haya logrado dar con terapias que mejoren la eficacia de los tratamientos. Por esta razón, el rey Felipe VI destacó en su discurso que el nuevo centro “representa una oportunidad para hacer avanzar el conocimiento en el campo del cáncer de páncreas” y “permitirá acortar la distancia entre investigación y su traslación a la práctica clínica”.

El Rey elogió la colaboración hispano-portuguesa en oncología. “En esta lucha, como en otras muchas, es la cooperación más estrecha la que nos permitirá seguir avanzando”, indicó. Rebelo de Sousa, por su parte, alabó “el bello gesto” de Mauricio y Carlota Botton de donar los fondos que han posibilitado construir el centro y anunció por sorpresa en el mismo acto su decisión de condecorarles con la Gran Cruz de la Orden del Mérito de Portugal.

“El tratamiento del cáncer no tiene fronteras”, subrayó la presidenta de la Fundación Champalimaud, Leonor Beleza, que destacó la voluntad de convertirlo en “un lugar de cooperación entre un lado y otro de la frontera”. La institución portuguesa pretende volcarse en el estudio científico y la atención sanitaria de los afectados por estos tumores, que han dejado de ser rarezas estadísticas para convertirse en frecuentes. La Sociedad Española de Oncología Médica estima que el número de casos nuevos de cáncer de páncreas que se diagnosticarán en España este año es de 8.697. Es ya el tercer tipo de tumor con más mortalidad a pesar de ser el noveno en número de casos.

El abordaje integral de la enfermedad y la conexión con la investigación convierten el nuevo centro en una institución singular a nivel internacional. Parte del fracaso en la mejora de los tratamientos contra el cáncer de páncreas se debe a la poca inversión destinada a su estudio (reciben menos del 3% de los fondos dedicados a investigaciones en oncología) y parte a sus propias características biológicas. Era un tumor minoritario y fulminante, lo que le restaba visibilidad frente a otros más frecuentes y con supervivientes que ayudaban a visibilizarlo, como en el caso del cáncer de mama.

La inauguración se cerró con la actuación de la cantante portuguesa Teresa Salgueiro y el tenor español Josep Carreras, muy implicado en la lucha contra el cáncer a través de su fundación, creada después de que él enfermase de leucemia.

Sobre la firma

Corresponsal de EL PAÍS en Lisboa desde julio de 2021. En los últimos años ha sido jefa de sección en Cultura, redactora en Babelia y reportera en Andalucía. Es autora del libro 'Cuaderno de urgencias'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción