El empeoramiento de la calidad del aire en La Palma obliga a la cancelación de vuelos y de clases presenciales

El volcán pierde energía, pero resiste: “A corto plazo, la erupción no va a terminar”

Erupción del volcán de Cumbre Vieja junto a la localidad de los Llanos de Aridane, este martes. Vídeo: ALBERT GARCIA/ EPV

La calidad del aire en La Palma ha vuelto a empeorar, según el director técnico del Plan de Emergencias Volcánicas de Canarias (Pevolca), Miguel Ángel Morcuende, quien considera que eso es “lo más destacable”. Este fenómeno se concentra en la zona del Valle de Aridane, lo que ha provocado la suspensión de la actividad lectiva este martes en cinco municipios de la isla y la cancelación de cuatro vuelos en el aeropuerto de La Palma. “Hemos tenido niveles de gases importantes en el sur de la zona evacuada, eso frenó la entrada de personal en la zona del Charco por lo que no se pudo ir a limpiar cubiertas y a regar”, explicó.

El volcán de La Palma “pierde energía”, admiten los científicos que lo estudian día tras día. “Pero no terminará a corto plazo”, ha sentenciado este martes la portavoz del comité científico del Pevolca, María José Blanco. Y eso a pesar de que la propia vulcanóloga del Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha explicado que se da una “disminución de todos los parámetros”, sobre todo la sismicidad, la deformación del suelo y la emisión de dióxido de azufre (SO₂). Este dato, clave para conocer el vigor de la erupción, ha ascendido en las últimas horas a una horquilla de entre 3.000 y 3.500 toneladas, una fuerte caída respecto a las entre 12.000 y 15.000 toneladas del día anterior. Esta tendencia, sin embargo, es “lenta” y se necesita que sigan decreciendo para “llegar a niveles más bajos”.

Sobre todo porque una de las variables estudiadas, el tremor, sí ha experimentado un ligero repunte en el último día. Este es la huella sonora que deja el magma en su ascensión. Si aumenta es porque hay más cantidad o sube con más fuerza. “Esto lo vamos a seguir vigilando a lo largo de los días”, ha asegurado Morcuende.

Además, se ha producido un alza de la sismicidad registrada a partir del mediodía de este lunes, sobre todo en la profunda, si bien los valores se mantienen bajos a niveles intermedios respecto a días anteriores. Un terremoto de mayor intensidad se ha registrado a la una de la madrugada, a 38 kilómetros de profundidad, con una magnitud de 3,8. No fue sentido por la población.


Dos trabajadores de Salvamento Marítimo observan la columna de gas que se genera cuando la lava entra en contacto con el mar, este martes.
Dos trabajadores de Salvamento Marítimo observan la columna de gas que se genera cuando la lava entra en contacto con el mar, este martes. Albert Garcia

Mientras tanto, la lava ha cubierto ya un total de 1.042,1 hectáreas, afectando o destruyendo hasta el momento 2.623 edificaciones y construcciones, según los datos satelitales de programa europeo Copernicus. Los datos del Catastro, más precisos dado que descartan construcciones como cuartos de aperos o piscinas, rebajan la cifra a 1.472 edificaciones dañadas. De ellas, 1.181 son de uso residencial.

La extensión del flujo de lava ha aumentado en 17,7 hectáreas durante las últimas 36 horas. Las coladas, fundamentalmente, se han extendido en puntos intermedios entre las lenguas ya existentes rellenando los huecos. Además, se ha producido un incremento del terreno afectado en la parte sur. También en la zona del delta lávico, cuya superficie ha crecido en algo más de una hectárea hasta las 41,99 desde la línea de costa, según datos facilitados por el Instituto Geológico y Minero de España.

Terreno cedido

El presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Zapata, ha reconocido este martes que “60 días son demasiados para estar fuera de casa”, más para quienes las han perdido bajo la lava y urgen una solución, pero ha asegurado que todas las administraciones trabajan “a la máxima velocidad”.

En este sentido, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane ha confirmado este martes la cesión de suelo al Gobierno de Canarias para la construcción de viviendas para los damnificados. Se trata de dos terrenos, uno que cuenta con 12.000 metros cuadrados, ubicado en la zona de El Jable, en el que se pueden instalar hasta 78 viviendas temporales, y otro de 1.200 metros cuadrados, ubicado en La Montaña, y donde se podría construir un bloque de 22 viviendas.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Jefe de sección de Tecnología y corresponsal en Canarias. Escribe sobre el impacto de la tecnología y sobre lo que pasa en las islas. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS