Sanidad y las comunidades prorrogan los aforos limitados en los eventos deportivos

La curva epidémica sigue por encima de los 3.000 casos por 100.000 habitantes, pero baja el ritmo de contagios y las hospitalizaciones. Cataluña, La Rioja y Galicia levantan restricciones de horarios y ocupación en la restauración

Aficionados del Athletic Club celebran el pase de su equipo a cuartos de final tras derrotar al FC Barcelona en los octavos de final de la Copa del Rey que disputaron el jueves en Bilbao.
Aficionados del Athletic Club celebran el pase de su equipo a cuartos de final tras derrotar al FC Barcelona en los octavos de final de la Copa del Rey que disputaron el jueves en Bilbao.LUIS TEJIDO (EFE)

El freno sostenido en el auge de contagios sigue alentando una tenue desescalada de medidas restrictivas en España. Así, autonomías como Cataluña, que ya empezó su reapertura la semana pasada con el fin del toque de queda, ha anunciado el cese de las limitaciones de aforo y horario en la restauración y la cultura, aunque mantiene cerrado el ocio nocturno. Galicia también levantará restricciones en bares y discotecas y La Rioja ampliará horarios en la hostelería. Pero la incidencia disparada que mantiene el país —3.194 casos por 100.000 habitantes este miércoles, 73 puntos menos que el día anterior—, todavía impone prudencia en la relajación de medidas. El Consejo Interterritorial de Salud, de hecho, ha acordado este miércoles prorrogar el aforo limitado en los eventos deportivos y la mascarilla sigue siendo obligatoria en los espacios públicos, también en exteriores.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha advertido de nuevo que el cubrebocas en espacios exteriores se mantendrá el tiempo que sea “imprescindible”, pero recordó que se impuso la medida con una incidencia en España de unos 700 casos por 100.000 habitantes —ahora se ha cuadruplicado—. Además, ha agregado la titular de Sanidad, ninguna comunidad “ha hecho referencia a esta cuestión” en la última reunión del Consejo Interterritorial. Lo que sí ha acordado el órgano que reúne a Sanidad y a los consejeros autonómicos del ramo es la limitación de aforo en competeciones deportivas de fútbol profesional, baloncesto y otros eventos multitudinarios: el aforo máximo en partidos celebrados en recintos abiertos continuará limitado al 75% de la ocupación total y, en recintos cerrados, el aforo máximo será del 50%. La posibilidad de reducir todavía más las cuarentenas de los casos positivos, que ahora tienen que estar aislados siete días, también ha quedado, por ahora, aparcada: “Solo un consejero planteó la posibilidad de estudiarlo. Es un tema inmaduro. Tenemos que ser conscientes de dónde estamos”, ha zanjado la ministra.

A pesar de mantener el perfil conservador en estas medidas, Darias sí ha insistido en que “las altas coberturas vacunales, la prevalencia actual de ómicron y las medidas no farmacológicas están cambiando progresivamente la epidemiología de la covid” y toca avanzar “hacia un nuevo sistema de vigilancia de la emergencia”: “Tenemos que transitar hacia un nuevo modelo de vigilancia. Hay que hacerlo con calma y nunca antes de acabar esta sexta ola. La situación epidemiológica ha cambiado por el alto nivel de vacunación y las propias características que presenta esta variante. Hay que ir con calma, con prudencia y con paso firme”, ha apuntado la ministra, aunque no ha concretado cuándo se entrará en esa nueva fase.

Por lo pronto, y al igual que ya sucede en otros países europeos, como Dinamarca, que levanta restricciones, o Austria, que ha anunciado el final del confinamiento para los vacunados, España empieza a surfear el techo de la sexta ola con un descenso paulatino de restricciones. Cada comunidad, eso sí, a su manera y, de la misma forma que hubo autonomías que optaron por encarar el nuevo envite del virus con recomendaciones en lugar de restricciones (en Castilla y León, Madrid, Castilla-La Mancha o Extremadura no se impusieron medidas restrictivas), ahora los gobiernos regionales también marcan su propio ritmo en la desescalada.

Pese al auge de contagios, el control sobre la presión hospitalaria —hay 2.152 personas con covid en cuidados intensivos, la mitad de las que había ingresadas hace un año por estas fechas— anima a las autonomías a avanzar en la reapertura. Cantabria, con el fin del uso del pasaporte covid para acceder a determinados espacios públicos, y Cataluña, al abandonar el toque de queda, fueron la avanzadilla la semana pasada en ese descenso de restricciones. El Govern catalán ha seguido esta línea y ha anunciado que, a partir del viernes, decaen las limitaciones de un máximo de 10 personas en los encuentros sociales y la reducción de aforos y horarios de los sectores de la restauración, la cultura y el deporte.

Galicia se ha sumado a esta línea aperturista y ha anunciado la vuelta del uso de las barras de la hostelería para el consumo y la ampliación del horario en la hostelería y el ocio nocturno. También La Rioja flexibiliza el tiempo de apertura de bares, restaurantes y ocio nocturno, aunque mantiene hasta el 14 de febrero el uso del pasaporte covid para acceder a determinados espacios públicos.

Navarra, en cambio, mantiene una postura más conservadora y ha aprobado prorrogar sus medidas restrictivas hasta el 14 de febrero. Andalucía, por su parte, solicitará también a los tribunales la prórroga por 15 días más del uso del pasaporte covid —expiraba a finales de mes— para acceder a locales de ocio y restauración y visitar centros hospitalarios y residencias de mayores.

La curva epidémica en España sigue dibujando un descenso paulatino, tanto en la incidencia, como en las hospitalizaciones: hay 18.805 personas con covid ingresadas en los hospitales españoles, medio millar menos que las reportadas el día anterior. En cuanto al número de fallecidos, la cifra global desde el inicio de la pandemia asciende a 92.591: en las últimas 24 horas, Sanidad ha sumado 215 decesos al cómputo total, aunque eso no significa que falleciesen todas ayer, ya que las estadísticas sanitarias siempre arrastran retrasos de varios días en la notificación de casos y las cifras se pulen diariamente.

Sublinaje de ómicron

La ministra Darias ha confirmado también que se ha reportado a la red de vigilancia epidemiológica un caso de un nuevo sublinaje de la variante ómicron. El BA.2, por su nombre técnico, ha ganado presencia en países como Dinamarca o India. “La información que tenemos de Dinamarca es que no parece, por ahora y dicho con toda la prudencia, que tenga un comportamiento diferente de la B.A.1 [el linaje de ómicron predominante en España]”.

Ómicron tiene tres linajes y, aunque el primero es mayoritario, el último informe de Sanidad sobre las variantes recoge que “los datos más recientes de varios países como India, Dinamarca o Suecia muestran un rápido aumento del linaje BA.2″. “Aunque es pronto para establecer las características fenotípicas de este linaje, estudios preliminares en Dinamarca no han encontrado diferencias en el riesgo de hospitalización entre BA.1 y BA.2″, apunta el informe. Según este documento, la presencia global de la variante ómicron (en concreto, mayoritariamente es el sublinaje BA.1) en España es del 86% de las muestras analizadas, aunque la cifra podría ser mayor porque los datos siempre se reportan con cierto retraso respecto a la circulación real del virus.


Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jessica Mouzo

Jessica Mouzo es redactora de sanidad en EL PAÍS. Es licenciada en Periodismo por la Universidade de Santiago de Compostela y Máster de Periodismo BCN-NY de la Universitat de Barcelona.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS