La Guardia Civil investiga la muerte de un bebé enterrado en un descampado en Águilas (Murcia)

Los agentes investigan a la madre por interrumpir el embarazo fuera del plazo de 22 semanas que permite la ley

Un agente de la Guardia Civil.
Un agente de la Guardia Civil.Europa Press

La Guardia Civil investiga la muerte de un bebé recién nacido que el 18 de febrero fue hallado enterrado en un descampado en Águilas (Murcia). Una joven de unos 18 años de edad, que fue identificada como la madre del neonato, se encuentra investigada por interrumpir el embarazo fuera de los plazos permitidos, según ha confirmado a EL PAÍS un portavoz del instituto armado.

El cuerpo del bebé, según las mismas fuentes, no presentaba a primera vista signos de violencia, pero en función de los indicios recabados a lo largo de estos días, los investigadores creen que no nació de manera espontánea, sino que la mujer interrumpió de manera voluntaria su embarazo. Al superar el feto las 22 semanas de gestación, que es el plazo máximo que establece la ley para abortar, la mujer habría cometido un delito tipificado en el artículo 145 del Código Penal, que en su punto 2 indica que “la mujer que produjere su aborto o consintiere que otra persona se lo cause, fuera de los casos permitidos por la ley, será castigada con la pena de multa de seis a veinticuatro meses”.

La investigación sigue abierta y la mujer deberá declarar como investigada en los juzgados de Lorca (Murcia) en una fecha aún por determinar.

El cuerpo del neonato lo encontró un matrimonio que paseaba por la zona conocida como la cueva de la tía Petra, en las inmediaciones de los antiguos talleres de Renfe. Es una zona que habitualmente utilizan los vecinos de este municipio costero de unos 35.000 habitantes para hacer deporte y pasear a las mascotas.

Fuentes conocedoras del caso explican que el cuerpo del bebé estaba enterrado en un montículo cubierto por tierra y piedras. La madre fue localizada en el hospital Rafael Méndez de Lorca, donde necesitó atención médica y psicológica y donde habría reconocido haber enterrado a su hijo, indican las mismas fuentes.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS