Sanidad aprueba dividir en cinco cada dosis de la vacuna de viruela del mono

España ratifica la recomendación de la EMA y anuncia la compra de 5.000 viales que se sumarán a los 18.500 que le corresponden por el mecanismo de compra europeo

Vial de la vacuna de la viruela del mono.
Vial de la vacuna de la viruela del mono.David Joles (Star Tribune via Getty Images)

La Comisión de Salud Pública ha aprobado este lunes dividir cada vacuna de la viruela del mono en cinco dosis. Lo hace tras la recomendación del viernes de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) y ante la escasez de fármacos. La comisión, integrada por el Ministerio de Sanidad y representantes de las comunidades autónomas, ha adoptado esta medida por unanimidad. No en vano, fue el propio ministerio el que pidió a la EMA que adoptase esta decisión, después de que lo hiciera hace dos semanas el regulador estadounidense.

La decisión viene avalada por un ensayo clínico, que estudió cambiar el método de administración de la vacuna para inyectar menor cantidad de principio activo. La investigación mostró una respuesta inmunitaria similar con una quinta parte de la sustancia, si se aplica de forma subcutánea en lugar de intradérmica, como se hace ahora. En vez de inocular los 0,5 mililitros de suero, se aplica 0,1, lo que tiene como contrapartida que suele provocar más reacciones adversas locales, como dolor alrededor del pinchazo. A las mujeres embarazadas e inmunodeprimidos se les administrará una dosis de 0,5 mililitros por vía cutánea.

Es una medida excepcional y temporal, mientras dure la emergencia sanitaria y continúe la escasez de vacunas, que tan solo fabrica una pequeña farmacéutica danesa, Bavarian Nordic, que se había quedado sin existencias cuando comenzó la emergencia sanitaria.

Con esta decisión, se multiplica por cinco la capacidad de vacunar de España, a la que le correspondían por el mecanismo de compra europeo unas 18.500 dosis. A estas se suman otras 5.000, que Sanidad ha anunciado hoy que llegarán de forma inminente como una aportación extra a esta compra.

Descontando las vacunas que ya se han administrado por el procedimiento habitual, esto proporciona a España la capacidad de inocular en el corto plazo unas 50.000 dosis. Por el momento y ante la escasez solo se están poniendo primeros pinchazos, que otorgan alrededor de un 30% de protección. Si hay suficientes, se debería poner también un segundo a las cuatro semanas, para llegar a alrededor del 80%.

En España, estas vacunas están indicadas para los contactos directos de las personas infectadas y para la población con prácticas de riesgo, considerada como tal a los hombres que tienen sexo con varias parejas masculinas. Aunque el virus no entiende de género ni de orientación sexual, y puede contagiarse a cualquiera que tenga un contacto muy estrecho con un infectado, el nicho de transmisión está siendo por el momento este, con más de un 98% de los casos registrados en todo el mundo.

Sobre la firma

Pablo Linde

Escribe en EL PAÍS desde 2007 y está especializado en temas sanitarios y de salud. Ha cubierto la pandemia del coronavirus, escrito dos libros y ganado algunos premios en su área. Antes se dedicó varios años al periodismo local en Andalucía.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS