Así será la cuarta dosis de la vacuna frente al coronavirus que España empezará a administrar este mes

Sanidad y las comunidades ultiman los preparativos para administrar a partir del día 26 el pinchazo de refuerzo a 12 millones de personas mayores de 60 años. España espera los primeros 10 millones de dosis de las nuevas vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech.

Una enfermera preparaba una vacuna del coronavirus en Michigan, Estados Unidos, el 8 de abril.Foto: EMILY ELCONIN (REUTERS) | Vídeo: EUROPA PRESS

España se acerca al final del tercer verano de la pandemia con una reducida incidencia del coronavirus y los hospitales liberados de la fuerte presión asistencial vivida en los últimos años, pero el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas ya trabajan para hacer frente a la inevitable octava ola que todos los expertos esperan para otoño e invierno. Las previsiones son que el incremento de la circulación del virus sea parecido al de la séptima ola, con muchos contagios pero sin apenas casos graves, salvo entre colectivos como personas inmunodeprimidas y mayores con problemas de salud asociados.

Las vacunas vuelven a ser la principal herramienta para mitigar el golpe de las nuevas variantes en una sociedad en la que apenas queda rastro de las fuertes restricciones vividas desde 2020, salvo medidas, que muchos ya no cumplen, como la obligatoriedad de llevar la mascarilla en el transporte público. Por ahora, sin embargo, la cuarta dosis solo está indicada en mayores de 60 años y algunos enfermos crónicos para los que la infección puede suponer un grave riesgo. La inmunización lograda gracias a las más de 95 millones de dosis administradas y las al menos 13,5 millones de infecciones naturales asegura una buena protección comunitaria, salvo que nuevas mutaciones del virus con un mayor escape vacunal compliquen la situación.

Las siguientes son las principales cuestiones que explican el escenario que se avecina en los próximos meses:

¿Cuándo empezará a administrarse la cuarta dosis?

Sanidad y las comunidades han acordado este jueves en una reunión de la Comisión de Salud Pública que la campaña empiece el próximo 26 de septiembre. Los mayores de 80 años y quienes viven en residencias serán los primeros en recibirla y, posteriormente, se irá ampliando la edad hasta llegar a los que tienen 60 años. La cuarta dosis no está indicada para menores de esta edad sanos. Aunque cada comunidad puede organizar la vacunación como considere oportuno, las previsiones son que no vuelvan a abrirse vacunódromos y sean los centros de atención primaria y otros dispositivos ya en marcha los que se ocupen de los pinchazos.

¿Cuántas personas la recibirán?

Según el informe de vacunación de Sanidad, en España viven casi 12,5 millones de personas mayores de 60 años. De ellas, el 93% ha recibido las tres primeras dosis. La ministra de Sanidad, Carolina Darias, anunció el lunes que España recibirá en próximas fechas los primeros 10 millones de dosis de las nuevas vacunas de Moderna y Pfizer-BioNTech.

¿Cómo son las nuevas vacunas?

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, en sus siglas en inglés) aprobó la semana pasada las vacunas “adaptadas de las versiones originales de Comirnaty (Pfizer-BioNTech) y Spikevax (Moderna) para proteger frente a la subvariante ómicron BA.1, además de frente a las formas iniciales del SARS-CoV-2″, según informó en un comunicado. Estas vacunas “son más precisas frente a las variantes circulantes del virus y ofrecen una protección más amplia”, por lo que “ayudarán a mantener una protección óptima aunque el virus evolucione”, asegura la agencia. Los efectos secundarios de las nuevas dosis “son comparables” a las ya administradas y mantienen un balance riesgo-beneficio favorable. Los estudios publicados hasta la fecha han demostrado que la protección ofrecida por las vacunas empieza a descender pasados cuatro o cinco meses, en un proceso que es más acusado entre aquellas personas de más edad, con un sistema inmunitario menos eficaz.

¿Evitarán las nuevas vacunas todos los contagios?

No. Las nuevas vacunas son una adaptación de las ya existentes y ofrecerán unos resultados similares. La protección contra casos graves que requieren hospitalización es muy elevada y, por tanto, seguirán evitando millones de muertes. Pero estas vacunas no son esterilizantes, lo que supone que aunque eviten la gran mayoría de los procesos infecciosos sintomáticos y graves, y también contribuyan a reducir la circulación del virus, no consiguen evitar todos los contagios. El objetivo es que el SARS-CoV-2 siga siendo en la gran mayoría de los casos una enfermedad respiratoria leve, como lo son los resfriados que causan los otros cuatro coronavirus que afectan al ser humano o muchos otros patógenos que atacan las vías respiratorias cada invierno sin causar complicaciones.

¿Habrá otras vacunas además de las de Moderna y Pfizer-BioNTech?

Estas son las previsiones. Estos dos sueros han logrado contener la pandemia con una novedosa tecnología llamada ARN mensajero y han dejado atrás a otras vacunas como las de AstraZeneca y Janssen, que utilizaban otros sistemas más tradicionales, pero que en este caso causaban más efectos secundarios. Varias compañías, sin embargo, siguen investigando y desarrollando nuevas vacunas para ser utilizadas específicamente como dosis de recuerdo. Una de las más esperadas es la de la compañía española Hipra, a la que la Comisión Europea comprará 250 millones de dosis y que está en las últimas fases de desarrollo, a la espera de la aprobación de la EMA. “Esperamos contar con la vacuna de Hipra este otoño”, ha repetido Carolina Darias en las últimas semanas.

Sobre la firma

Oriol Güell

Redactor de temas sanitarios, área a la que ha dedicado la mitad de los más de 20 años que lleva en EL PAÍS. También ha formado parte del equipo de investigación del diario y escribió con Luís Montes el libro ‘El caso Leganés’. Es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS