Change.org da voz a los responsables de los cambios

España es el país con mayor proporción de usuarios de su plataforma

Hablar de tú a tú con la persona responsable de hacer posible el cambio, esa es la última novedad de la plataforma de activismo online Change.org, solo que lo llaman Decision Makers. Sería el equivalente a “quiero hablar con el encargado” cuando no se está satisfecho con un servicio solo que de manera masiva.

Los primeros en estrenar estas páginas son el PSOE, el PP de Madrid y el ayuntamiento de Barcelona. La idea detrás de estos perfiles es crear una comunicación más fluida ante cada petición. Hasta ahora solo podían comunicarse con el creador de la petición, pero de manera privada. Con el perfil de change maker, cualquiera de los que ha apoyado la petición puede dirigirse a quien tiene la decisión final.

Cualquier persona, empresa o institución puede crear un perfil de Decision Maker, donde pueden ver todas las peticiones unificadas y contestar de manera más rápida y ordenada. Ben Rattay, fundador y consejero delegado de Change.org, explica que estas páginas no tienen coste alguno para los dueños del perfil. No se trata de una línea de negocio para la plataforma de ciberactivismo. “Queremos hacer que el diálogo sea más fluido y constructivo, pero no cobrar por ello”, aclara. Tampoco hay alguna restricción o norma, aunque sí dan algunos consejos: “Las respuestas deben estar directamente relacionadas con las peticiones que recibe. No un mensaje sobre un tema cualquiera. Se trata de fomentar el diálogo entre los ciudadanos y aquellos que pueden tomar decisiones que les afectan”.

España es el primer país en contar con estas páginas verificadas. La herramienta no pretende ser solo útil para aquellos que piden cambios, sino también para los responsables de hacerlos posibles. Rattray subraya que España es el país con mayor proporción de usuarios de su plataforma en todo el mundo.

Francisco Polo, director en de la filial española con más de cuatro millones de usuarios activos, cree que esto va a incentivar el diálogo entre instituciones y movimientos sociales. “La respuesta de estos perfiles llegará a todos los firmantes, por lo que el diálogo va a ser más cercano y transparente”, insiste.

Al mismo tiempo aclara que si no hay una petición no prospera o el acuerdo final no satisface a todos, ayudará a mantener una puerta abierta a la negociación. “Más allá de las soluciones, es importante que también la comunicación sea fluida, que los que deciden sientan la presión de los consumidores”, aclara.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS