Los diputados franceses avalan la aplicación de rastreo de contagios para frenar el virus

El sistema se pondrá en marcha este mismo fin de semana

Un hombre muestra la aplicación diseñada por el Gobierno francés.
Un hombre muestra la aplicación diseñada por el Gobierno francés.THOMAS SAMSON (AFP)

La Asamblea Nacional francesa dio este miércoles su visto bueno a la aplicación Stop Covid, que utilizará el Bluetooth de los teléfonos móviles para rastrear cadenas de contagios e informar a las personas que hayan estado en contacto con un caso confirmado de coronavirus. Los diputados apoyaron su puesta en marcha, prevista para este fin de semana, por 338 votos a favor y 215 en contra. El partido gubernamental, La República en Marcha (LREM), goza de la mayoría en la Cámara baja, con 281 diputados.

El Gobierno quiso someter este proyecto al aval parlamentario, aunque su voto en esta ocasión no era vinculante ni en la Asamblea ni en el Senado, donde la iniciativa fue aprobada unas horas después por 186 votos contra 127, pese a que el Gobierno no tiene mayoría en la Cámara alta, informa Le Monde.

El Ejecutivo anunció el desarrollo de esa aplicación el pasado 8 de abril y desde entonces esta ha suscitado polémica incluso entre la mayoría parlamentaria por las dudas que plantea en cuanto a la protección de los datos personales.

La descarga de la aplicación es voluntaria y, cuando alguien se la instala, registra de manera anónima a otros usuarios que han estado en contacto con esa persona al menos durante 15 minutos a menos de un metro de distancia. Si uno de ellos da positivo por coronavirus y lo comunica en la aplicación, sus contactos son informados de que se han cruzado con alguien infectado para que acudan al médico y frenar cuanto antes las cadenas de contagio. La aplicación se ha desarrollado al margen del protocolo que han preparado Apple y Google para facilitar que estas apps estén en todos los teléfonos, y al que se han apuntado ya más de una veintena de países.

La Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL), encargada de velar por la protección de datos en Francia, le dio este martes su aprobación alegando que no viola las disposiciones legislativas sobre el respeto de la vida privada. No obstante, Stop Covid ha sido criticada por organizaciones humanitarias y por la oposición política y calificada de liberticida o de ineficaz en la lucha contra el coronavirus, que en Francia ha provocado más de 28.500 muertes desde el pasado 1 de marzo.

“Liberticida es impedir que alguien se dote de una herramienta que permite protegerse”, declaró este miércoles el ministro de Sanidad, Olivier Véran, en su presentación antes del debate en la Asamblea nacional. El secretario de Estado de la Economía Digital, Cédric O, añadió que, aunque esa aplicación móvil “no es mágica”, responde a “una crisis histórica” y debe formar parte de la estrategia nacional de control de la epidemia.

Según una encuesta difundida hoy por los institutos demoscópicos Opinea y Carvea Consulting, la opinión de los franceses al respecto está muy dividida. Un 45 % rechaza ese tipo de soluciones. Preocupa sobre todo la pérdida de intimidad, la recolección de sus datos personales y la divulgación de esa información. Asimismo, uno de cada seis dice anteponer su libertad al interés colectivo.

Según los expertos, para que este tipo de soluciones tecnológicas sea eficaz debe ser usada por al menos el 60% de la población. En España el Gobierno ha anunciado que lanzará en junio en Canarias el piloto para la app de rastreo de contactos

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS