Los españoles creen que el teletrabajo beneficia más a las empresas que a los trabajadores, según el CIS

El 54,9% de quienes trabajan en remoto no lo habían hecho antes de la crisis sanitaria, según la encuesta realizada en 1.068 municipios de 50 provincias

Guillermo Vega
Las Palmas de Gran Canaria -
Una mujer teletrabaja en su casa en Barcelona.
Una mujer teletrabaja en su casa en Barcelona.Enric Fontcuberta (EL PAÍS)

Los españoles aprueban el teletrabajo, aunque creen que es más beneficioso para las empresas que para el trabajador, según los resultados de la encuesta Tendencias en la sociedad digital durante la pandemia de la COVID-19, publicada este viernes por el CIS. Así, el 62,2% cree que trabajar desde casa es positivo para las compañías, mientras que el 49,9% asegura que lo es para las plantillas, si bien más de la mitad (el 52,2%) consideran que es bueno para la sociedad en general. Por contra, apenas el 8,6% aprecian que es negativo para las empresas y el 19,2% para los trabajadores.

Según la encuesta, las empresas reducen costes (el 65,9%), evitan desplazamientos (el 61,2%) y aumentan la productividad (el 48,7%). Los encuestados creen que los empleados evitan desplazamientos (así lo valora el 76,8%), mejoran la conciliación laboral (el 75,5 %) y son dueños de su tiempo para organizar sus agendas (el 63,5%).

Entre los aspectos más positivos para la sociedad, los encuestados valoran que el teletrabajo reduce los atascos y la contaminación al disminuir los desplazamientos. A su vez, estiman que facilita la conciliación familiar y la movilidad de los que tienen que trabajar de forma presencial, o que ofrece flexibilidad para vivir en un lugar diferente al del trabajo.

También hay aspectos negativos. Entre ellos, que fomenta el aislamiento de las personas, perjudica a algunos sectores (el comercio, el ocio, la hostelería o los transportes), dificulta la promoción laboral, supone nuevos gastos, se pierden contactos humanos o sociales o que no se consigue desconectar, se trabajan más horas y se pierden derechos laborales.

El teletrabajo, en todo caso, ha sido una novedad para buena parte de la población. El 54,9% de la gente que ahora trabaja en remoto no lo había hecho antes de la pandemia, según la encuesta. El sondeo se ha realizado con más de 3.000 encuestas en 1.068 municipios de las 50 provincias.

En lo que respecta a la educación, el 86,3% de los estudiantes encuestados opina que si bien la educación presencial “es imprescindible”, deberían incorporarse “algunas actividades online, de manera creciente y de acuerdo con la edad del alumnado. El 94,1% estima, a su vez, que los profesores tendrían que recibir “una formación específica y profunda sobre las técnicas pedagógicas de la educación online, aunque el 86,4% reconoce que estos “han podido adaptarse a la situación”.

Los alumnos se muestran a su vez críticos con la labor de los centros. El 91,7% de los estudiantes encuestados cree que las instituciones se vieron obligadas a improvisar métodos y protocolos online para poder sacar adelante el programa educativo y la mitad (50,2%) sostiene que el centro educativo no estableció métodos y protocolos comunes, y cada profesor actuó con sus propios criterios. El 33,4% es de la opinión de que la ausencia de protocolos obligó a delegar en los adultos responsables de los alumnos la misión de explicar los contenidos pendientes, y que el centro educativo se limitó a enviar por correo electrónico los paquetes de deberes.

El 12,8% de la población aun no tiene internet en casa

La encuesta 'Tendencias en la sociedad digital durante la pandemia de la COVID-19, publicada este viernes por el CIS' revela que el 12,8% de los españoles aún no cuenta con internet en su domicilio. Las razones fundamentales son por no entender "esas cosas de internet" (38,3%), por motivos económicos (13,7%), por no ser usuarios (16,2%), simplemente, porque "no le interesa" o "no quiere".

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter.

Sobre la firma

Guillermo Vega

Jefe de sección de Tecnología y corresponsal en Canarias. Escribe sobre el impacto de la tecnología y sobre lo que pasa en las islas. Trabajó en la Cadena Ser, Cinco Días y fue jefe de EL PAÍS Retina. Licenciado en Ciencias de la Información, diplomado en Traducción e Interpretación y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS