¿Te han robado el móvil? Los pasos para poder recuperarlo cuanto antes

En España se sustrae un teléfono inteligente cada dos minutos. Estos son los pasos que se deben seguir si nos ha tocado a nosotros el mal trance. Los expertos recomiendan instalar un programa de borrado de información

Imagen de recurso del robo de un móvil
Imagen de recurso del robo de un móvilPeter Dazeley (Getty Images)

Pocas situaciones generan tanta ansiedad como llegar a casa y descubrir que nos hemos dejado el móvil en algún lugar. O que nos lo han robado de forma inadvertida, lo que supone un escenario todavía peor. Según la Secretaria de Estado de Seguridad el año pasado se contabilizaron 279.319 denuncias por robos de móvil, cifra que equivale a un hurto cada dos minutos. De acuerdo a estos datos, los robos de móvil se incrementaron un 19% en el periodo.

El primer impulso de quienes viven esta experiencia puede consistir en recordar mentalmente los lugares visitados y deshacer el camino recorrido con la esperanza de encontrarlo. Esto puede ser útil para unas llaves o un paraguas, pero tratándose de un elemento de gran valor, es menos probable que localicemos el dispositivo de esta manera. ¿Qué hacer entonces para recuperarlo?

Una llamada o intentar localizar el móvil mediante software

Lo primero que conviene recordar es que, en caso de pérdida o robo —en especial, en este segundo caso—, el tiempo es oro y hay que actuar con rapidez. Es muy posible que el móvil se nos haya caído del bolsillo o nos lo hayamos dejado sobre la mesa en una cafetería o en el lavabo de un baño. Si este es el caso, lo más rápido es llamar a nuestro número desde otro móvil y enviar un mensaje de texto indicando las coordenadas del propietario. Es muy probable que el dispositivo esté en manos de alguien que se lo haya encontrado y no sepa cómo devolverlo.

Si nadie responde debemos tratar de localizar el dispositivo sin mayor dilación desde la propia plataforma. Tanto Android como iPhone cuentan con sistemas de localización integrados, de forma que basta con buscarlos desde otro dispositivo o mediante la web (habiendo accedido desde la cuenta de Google o iCloud, respectivamente).

Activa las funciones experimentales en tu dispositivo Samsung con Android.
Activa las funciones experimentales en tu dispositivo Samsung con Android.Unsplash / Google

Localizando un Android

Un móvil Android puede localizarse empleando otro dispositivo con el que comparta cuenta de Google a través de la aplicación Google Find My Device, o bien, desde el propio navegador de la web simplemente buscando en Google “encuentra mi teléfono”. “Únicamente hay que iniciar sesión con la misma cuenta de Google que tengas asociada al teléfono”, según explica David Freire, del blog Andro4all, “y así podrás ver la ubicación en tiempo real del mismo o la última ubicación registrada si el móvil está apagado y también hacerlo sonar, bloquearlo o borrar todo el contenido del móvil”. Esto último es especialmente interesante en caso de robo, ya que se impide que los ladrones accedan a información privada o utilicen el dispositivo para entrar en cuentas corrientes o demás sitios de contenido sensible.

Localizando un iPhone

En la plataforma móvil de Apple las opciones de recuperación son básicamente las mismas que en Android: localizar el iPhone desde otro dispositivo del ecosistema con el que comparta cuenta de iCloud y la app Buscar mi iPhone, o bien hacerlo desde la web. Con ambas soluciones no solo se conocerá la ubicación exacta del dispositivo, sino que además se podrá emitir un potente sonido o bien borrarlo e inutilizarlo de forma remota. “Si sospechamos que hemos sido víctimas de un robo, lo más conveniente es bloquear remotamente el iPhone”, afirma Pedro Aznar, director del blog Applesfera. En este sentido, Apple ha listado una secuencia de acciones a adoptar de forma inmediata en caso de robo o pérdida.

Un móvil olvidado en un autobús
Un móvil olvidado en un autobúsmikroman6 (Getty Images)

Cómo adelantarse a la pérdida o robo del móvil: medidas a adoptar

La mejor medida de protección ante un posible robo o pérdida del móvil consiste en evitar que suceda y proteger el dispositivo. En este sentido, desde la Policía Nacional recuerdan que “es fundamental que tengamos activado el bloqueo de pantalla para que nadie pueda acceder al contenido fácilmente”. Si este sistema de bloqueo emplea métodos biométricos (mediante huella o el rostro), como sucede en buena parte de los móviles de última generación, el nivel de protección será más elevado.

Lo segundo que debe hacerse como medida cautelar es apuntar bien el IMEI, el DNI inequívoco de cada terminal. ¿Por qué resulta importante tener a buen recaudo este número? Porque nos servirá a posteriori para llevar a cabo denuncias o posibles reclamaciones al seguro. Para conocer el IMEI del teléfono basta con teclear en el mismo la secuencia *#06#; en el caso de no haberlo apuntado, el operador podrá ayudarnos a localizar este código, aunque por cuestiones de seguridad, será un proceso complicado.

Si bien la función no está concebida para esto, los datos de emergencia pueden ser útiles para que la policía localice al dueño de un móvil que ha sido entregado a las autoridades por algún ciudadano. Estos datos se muestran en pantalla aunque esté bloqueada con la intención de ser útiles para los equipos de emergencia en caso de accidente o desvanecimiento, y se muestran los datos del propietario y sus contactos de emergencia. Esta información puede ser empleada por las autoridades para devolver un móvil localizado. ¿Cómo se introducen estos datos? En Android, se debe activar en Ajustes/Información del teléfono/Información de emergencia; en el iPhone, se debe abrir la app Salud/Datos médicos/Contactos de emergencia.

En caso de robo, denunciar

Si la pérdida del móvil es debida a un robo o hurto, se debe denunciar lo antes posible. Desde la Policía Nacional destacan que “es importante ponerlo en conocimiento de la compañía telefónica y acudir a comisaría lo antes posible para denunciar el hecho”. Advertir al operador del robo es determinante, no tanto porque eventualmente se puedan producir gastos por llamadas en el teléfono, sino porque el dispositivo puede ser llave para acceder a la cuenta corriente e incluso hacer transferencias utilizando la verificación en dos pasos. Cuanto antes se bloquee la línea, mejor.

La policía recomienda asimismo presentar una denuncia en comisaría “aportando el número de IMEI del dispositivo, que lo identifica de manera y cuyos dígitos permitirán enlazar el dispositivo con la denuncia, de tal manera que, si se localiza, podamos ponernos en contacto con el propietario”. La denuncia servirá asimismo de cara a posibles reclamaciones al seguro, si nuestra póliza cubre el robo.

La cuestión de la privacidad es compartida asimismo por los expertos en ciberseguridad: “El mayor problema de la perdida y el robo es la privacidad, todos nuestros contactos, nuestras fotos y nuestras redes sociales quedarán expuestas, por no mencionar que incluso podemos dejar la puerta abierta a los datos y redes de nuestra empresa”, advierte Jorge Pages, desde WatchGuard-Cytomic. Para este experto, es muy importante “instalar un programa que permita el borrado o la localización en el dispositivo”. Pages destaca otro factor a tener en cuenta: la pérdida de datos si no se recupera el dispositivo. “Resulta fundamental hacer copias de seguridad”, explica, “pues la sensación de frustración y preocupación que se genera ya sea cuando a alguien le roban o pierde sus dispositivos es, enorme”.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Mendiola Zuriarrain

Es colaborador en la sección de Tecnología de EL PAíS. Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Deusto, escribe desde 2007 sobre nuevas tendencias y tecnología.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS