Vivir el fútbol en casa como en un estadio

Ver sudar al delantero a la hora de ejecutar un penalti o seguir al milímetro la curva del balón en el aire. La altísima resolución de los televisores 8K hace sentir al espectador que está mirando a través de la pantalla, no a ella. Es la gran experiencia audiovisual inmersiva

Al ver un partido de fútbol, bien sea desde el estadio o desde el salón, resulta prácticamente inevitable gritar, levantarse, sufrir, reír o llorar para celebrar un gol. El deporte genera un sinfín de emociones entre los aficionados. El modo en que se emite y se ve el espectáculo ha cambiado drásticamente en las últimas décadas, a lomos las nuevas posibilidades que ofrecían la tecnología de cámaras, redes y pantallas.

La resolución ha crecido vertiginosamente y, con ella, el tamaño de las pantallas —hasta el punto de que las imágenes de hace diez años nos parecen hoy poco nítidas—. Y con ambos, la posibilidad de los realizadores deportivos de ofrecer en detalle gestos de tensión o alegría de los jugadores, primerísimos planos de objetos en movimiento y gráficos en tiempo real.

Un 43% de los europeos planea comprar una televisión para estar entretenido en el hogar, según un estudio realizado por Ipsos. Buscar la forma de que los aficionados vivan los goles de su equipo desde casa como si estuvieran en el estadio se ha convertido en una prioridad para ingenieros, diseñadores, realizadores y organizaciones deportivas. La calidad de imagen 8K, con cuatro veces más píxeles que el 4K, y la capacidad de los televisores Samsung de mostrar el 100% del volumen de color, lo que les permite alcanzar el máximo detalle de la imagen en movimiento, es la experiencia televisiva por excelencia. “Si el contenido está bien capturado y enviado a un televisor 8K, uno debería quedar impresionado con la claridad y nitidez general de la imagen”, comenta Chris Chinnock, director ejecutivo de la Asociación 8K.

Las imágenes se crean en el cerebro, por lo que cuando vemos una que es más realista, resulta más fácil aceptarla. En otras palabras, con 8K puedes sentirte como si estuvieras en el campo
Chris Chinnock, director ejecutivo de la Asociación 8K

En un evento deportivo como un partido de fútbol, el experto asegura que las imágenes en 8K permitirían visualizar los rostros de las personas en las gradas o ver con más detalle las caras y expresiones de los jugadores. “Las imágenes se crean en el cerebro, por lo que cuando vemos una que es más realista, resulta más fácil para el cerebro aceptarla. En otras palabras, con 8K puedes sentirte como si estuvieras realmente en el campo”, señala Chinnock.

Gracias esta tecnología, los aficionados han podido seguir todas las competiciones que desde marzo del año pasado se han disputado a puerta cerrada a consecuencia de la covid-19 sin perderse ni el más mínimo detalle. Ahora, con el regreso de los hinchas a los estadios, es la alternativa perfecta para todos aquellos que no tengan la posibilidad de acudir al campo de su equipo o, también, para los que opten por el sofá en lugar de las gradas.

La gama Neo QLED 8K de Samsung utiliza inteligencia artificial y un potente procesador para mejorar píxel a píxel la calidad de imagen hasta 8K, independientemente de la resolución original de la emisión. Es la cima de la oferta de televisores.

La función ‘multiview’ permite dividir la pantalla y visualizar varios tipos de contenido al mismo tiempo: desde ver estadísticas a estar en una videollamada.
La función ‘multiview’ permite dividir la pantalla y visualizar varios tipos de contenido al mismo tiempo: desde ver estadísticas a estar en una videollamada.

En 2020 las ventas de aparatos 8K alcanzaron los 2.300 millones de dólares, según Deloitte. La consultora prevé que este año la cifra aumente hasta los 3.300 millones de dólares. Pero la adopción mundial de televisores 8K no ha hecho más que empezar. De hecho, Strategy Analytics calcula que en 2025 estos aparatos ya habrán llegado a 72 millones de hogares.

Comentar el partido con millones de usuarios del planeta

La forma en la que se consume la televisión ha cambiado en los últimos años. Antes, se comentaban los programas o los partidos con los colegas de al lado. Hoy, además, se ven las estadísticas del juego y las noticias sobre el programa en tiempo real y se debate sobre ellos en las redes sociales. En ocasiones, a la vez que se juega un partido de fútbol en el campo, se disputa otro simultáneo en plataformas como Twitter. A veces los usuarios teclean a toda velocidad. Solo desde España en un único partido se han llegado a publicar más de un millón de tuits, según datos de Kantar Media. O lo que es lo mismo, unos 10.000 por minuto.

La experiencia del espectador cambia según el tamaño del televisor: para transmitir sensaciones de inmersión, transportando al espectador a la escena, es más fácil en pantallas grandes que en pequeñas

Los televisores de Samsung incorporan el modo Multi View, que permite dividir la pantalla y visualizar varios tipos de contenido al mismo tiempo. Con esta función, un usuario podría ver un partido de fútbol a la vez que lanza a la parte derecha de la pantalla unas estadísticas que consulta desde el móvil o Twitter. Este modo permite dividir el televisor hasta en cuatro partes para disfrutar de varios contenidos al mismo tiempo, eligiendo el tamaño y el volumen de cada uno de ellos. “Podrás ver la pantalla de tu smartphone en el televisor al mismo tiempo que estás reproduciendo algo en él o jugando con la consola”, afirman desde Samsung.

Del contraste al tamaño o el sonido: claves para elegir la mejor experiencia

A la hora de escoger la mejor televisión para ver un partido de fútbol o una película, además de la resolución, también son importantes otros factores como el audio, el brillo, el contraste o el tamaño.

El sonido aporta una sensación envolvente, sumerge al espectador en la narración, recrea las emociones del estadio o el escenario. A mayor potencia de sonido, mayor finura en el detalle y en la sensación de realismo.

La gama Neo QLED 8K utiliza inteligencia artificial y un potente procesador para mejorar píxel a píxel la calidad de imagen hasta 8K.
La gama Neo QLED 8K utiliza inteligencia artificial y un potente procesador para mejorar píxel a píxel la calidad de imagen hasta 8K.

En cuanto a los elementos visuales, Paul Gray, director sénior de investigación de la consultora Omdia, asegura que el brillo y el contraste son especialmente importantes porque dan sensación de realismo y profundidad a una imagen.

“De repente, la magia ocurre cuando sientes que estás mirando a través de la pantalla, no a ella”, señala el experto. La gama de televisores de Samsung Neo QLED incorpora la tecnología MiniLED. Este sistema, según la marca surcoreana, ofrece una nueva dimensión de brillo y contraste. Sirve para controlar la luz de forma más precisa en zonas oscuras o de mucho brillo. De esta forma, “los televisores reproducen el 100% del volumen de color”.

La experiencia del espectador también cambia según el tamaño de la pantalla del televisor. Desde la asociación UHD SPAIN indican que el tamaño es un elemento fundamental, “a tener en cuenta cuando, además de información, se quieren comunicar y transmitir sensaciones”. “Hay producciones audiovisuales que están concebidas para ser vistas en pantallas que ofrezcan un ángulo de visión grande. Para transmitir sensaciones de inmersión, transportando al espectador a la escena, es más fácil en pantallas grandes que en pequeñas”, señalan.

Desde Samsung, las barras de la Serie Q incorporan la tecnología True Dolby Atmos, que en combinación con el audio del televisor está pensada para lograr una experiencia inmersiva. Además, gracias a SpaceFit sound mide el entorno para proyectar el audio donde es necesario

Otro aspecto primordial sería el sonido. La pandemia de coronavirus y la ausencia de espectadores en las gradas dejaron un fútbol vacío, sin la emoción que aportan los cánticos y vítores de los miles de aficionados. La solución no tardaría en llegar. Algunos partidos podrían verse con sonido de gradas grabado en el campo y con espectadores generados por ordenador.

Este ejemplo muestra la importancia del sonido, tanto para identificar localizaciones o personajes como para reforzar ambientes y evocar sentimientos. La industria audiovisual lleva años intentando conseguir un sonido envolvente que sitúe al oyente en el medio de la acción. En algunos casos, según Chinnock, puede ser recomendable adquirir una barra de sonido.

Las de Samsung de la Serie Q se han desarrollado en el Samsung Audio Lab de California e incorporan True Dolby Atmos, una tecnología pensada para lograr una experiencia inmersiva. Además, incluyen la tecnología Q-Symphony, que sincroniza el audio del televisor para ofrecer un sonido tridimensional mejorado e, incluso, con SpaceFit sound, mide el entorno para proyectar el audio donde es necesario.

Archivado En: