Los Emmy desisten de la gala clásica y se entregarán de forma virtual

La Academia de la Televisión estadounidense había anunciado que sus premios serían la primera ceremonia de la nueva normalidad

La actriz Leslie Jones, sola en un plató, lee los títulos de las nominadas al Emmy a la mejor serie de comedia el pasado martes.
La actriz Leslie Jones, sola en un plató, lee los títulos de las nominadas al Emmy a la mejor serie de comedia el pasado martes.Uncredited (AP)

Los Globos de Oro, los BAFTA, los Critic’s Choice, hasta los Oscar, todas las grandes entregas de premios anglosajones se han retrasado por culpa del coronavirus. Los Emmy no. Los productores fijaron a mediados de junio la fecha del 10 de septiembre y anunciaron que sería la primera ceremonia -o una de las primeras- de la nueva normalidad. Contrataron al risueño presentador Jimmy Kimmel y estudiaron las medidas de seguridad necesarias para meter a la flor y nata de la industria en el mismo pabellón, el Microsoft Theatre, durante varias horas. La realidad se impuso el miércoles. Un día después de anunciar los nominados a la próxima edición, los productores les enviaron a todos una carta pidiéndoles que se preparasen para recibir los galardones desde casa.

“Como habréis deducido, no vamos a pediros que vengáis al Microsoft Theatre en Los Ángeles el 20 de septiembre. Este año, seguiremos siendo la mayor fiesta de la industria de la televisión, ¡pero nos desplazamos a ti!”, se lee en la carta, que reproduce Variety. Esto supone ajustar guiones, formar nuevos equipos técnicos y, por supuesto, asegurarse de que cada uno de los nominados en las 26 categorías tiene equipamiento en su casa para convertir lo que suele ser un evento televisivo, por y para el medio, en una reunión de Zoom que mantenga el interés de la audiencia.

Es una decisión sin precedentes dentro de todas las mutaciones que ha sufrido desde 1949 la ceremonia de los Emmy. Entre lo que queda por aclarar es si a los ganadores se les avisará de antemano, y hasta qué punto la gala será en directo, y cuánto se podrá grabar de antemano. “Nuestro interés es hacer una ceremonia en directa que sea tan celebratoria como segura”, se lee en la misiva, firmada por Jimmy Kimmel y los productores.

Esta ceremonia, la número 72, consolida varias de las tendencias que ya acusaban las anteriores: mandan las plataformas, que son las que acumulan más nominaciones (nunca en la historia un solo canal, Netflix, había recibido tantas: 160, frente a las 137 de HBO) y, de hecho, hay más plataformas que nunca. Por primera vez, con Netflix y HBO compiten Apple TV + y Disney +. Sin embargo, Netflix solo tiene una de las series más nominadas este años, que son, Watchmen, un drama de ciencia ficción de HBO con 26; La maravillosa Mrs Maisel, de Amazon Prime Video, con 20, y que con tres temporadas ya se ha convertido en una habitual de las ceremonias; Succession, de HBO, con 18; Ozark, esta sí de Netflix, con otras 18; la comedia Schitt’s Creek, de la CBC, la televisión canadiense, con 15 y The Mandalorian, cada vez más conocida por ser “la serie de Baby Yoda”, de Disney +, con otras tantas.

Sobre la firma

Tom C. Avendaño

Subdirector de la revista ICON. Publica en EL PAÍS desde 2010, cuando escribió, además de en el diario, en EL PAÍS SEMANAL o El Viajero, antes de formar parte del equipo fundador de ICON. Trabajó tres años en la redacción de EL PAÍS Brasil y, al volver a España, se incorporó a la sección de Cultura como responsable del área de Televisión.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS