Verano turco para la televisión española

'Mujer' ha sido un éxito de audiencias en las noches de Antena 3 mientras que otras telenovelas destacan en los canales temáticos

Ali Semi Sefil, Özge Özpirinçci y Kübra Süzgün, en una imagen de 'Mujer'. Vídeo: Tráiler de la serie.

Amor apasionado, traiciones, secretos inconfesables. El drama elevado a su máxima potencia. Así se presentaba a comienzos de julio Mujer, la telenovela turca por la que Antena 3 apostaba para su prime time de los martes de verano. Aunque los ingredientes no fueran una novedad, sí lo era que un culebrón de esa nacionalidad buscara hacerse un hueco en el horario de máxima audiencia. Pero el verano (y más este verano tan atípico) es buen momento para correr riesgos. Si se fracasa, siempre se puede echar la culpa al calor y a los cambios de hábitos televisivos. El plan inicial era que se estrenara en Antena 3 y pasara a continuación a Nova. Sin embargo, Mujer se ha convertido en la revelación del verano, un éxito de audiencia que ha ido ganando seguidores hasta alcanzar este martes un 15% de cuota de pantalla y casi 1,5 millones de espectadores. La cadena redobló su apuesta en vista del buen resultado, con capítulos los lunes y martes. En nueve de las 10 ocasiones en que se ha emitido, ha sido líder de la noche, con una media de más de 1,3 millones de espectadores (12,9% de cuota de pantalla).

No ha estado sola en este verano de telenovelas turcas. Mediaset también apostó por un título de esa nacionalidad, Habitación 309. En este caso, la serie se estrenó el 27 de julio con emisión simultánea en Telecinco y Divinity, logrando buenos datos: 1.537.000 espectadores y 13,2% de cuota. El martes 18 de agosto repitieron simulcast y, de nuevo, éxito: 1.567.000 espectadores (13,4%). En su emisión en Divinity, ha marcado una tendencia ascendente, con datos que van de 257.000 espectadores y 2,3% de share en su primera semana hasta los 369.000 y 3,4% de esta semana. Además, es el segundo contenido más visto en MiTele este verano.

Una imagen de 'Habitación 309'.
Una imagen de 'Habitación 309'.

No son las únicas series turcas que se han emitido en estas últimas semanas. Fugitiva encabeza la ficción en las cadenas temáticas, con una media de 564.000 espectadores desde su estreno en marzo. Herai, Amor de contrabando, Kara Sevda o Pájaro soñador son otros títulos que programan Nova y Divinity. El tirón de la ficción turca ha llevado a Nova a ser líder de las cadenas temáticas en los tres últimos meses. En julio batió su propio récord, con un 3% de cuota de pantalla media.

El fenómeno arrancó en España en 2018. Fue precisamente Nova la primera en apostar por estas producciones y dar con el primer gran éxito, Fatmagül, hasta ahora, la ficción turca más vista en España con 744.000 espectadores de media. “Las series turcas son un mercado, una industria. El componente social es muy importante en todas ellas, además de un toque formal muy sofisticado y un tempo muy particular que las hacen muy reconocibles”, dice Luis León Luri, responsable de programación de los canales temáticos de Atresmedia. Para él, el secreto de su buena acogida en todo el mundo reside en su aspiración a la universalidad y, sobre todo, a la empatía. “Se plantean temas muy directos que se desarrollan de una forma progresiva en el tiempo, pero siempre de forma intensa, y tienes que tomar partido. Es una propuesta muy visceral en el mejor de los sentidos, y eso engancha”, dice.

La influencia de la ficción producida en Turquía se deja notar también en la que se produce en España. Atresmedia rueda este verano la serie Alba, inspirada precisamente en Fatmagül. Elena Rivera es la protagonista de este drama que tiene como punto de partida la violación múltiple de una joven que luchará contra la poderosa familia de sus agresores para obtener justicia. “El éxito de las series turcas a nivel internacional evidencia que los conflictos que plantean son universales, de ahí que sean tan exportables al extranjero. Esto es lo que le sucede a Fatmagül”, dice Luis Santamaría, productor ejecutivo de Alba y uno de los directores ejecutivos de Ficción de Boomerang TV. “Aunque culturalmente Turquía y España son muy distintas, el conflicto que vive la protagonista se puede producir en cualquier lugar, y de ahí el éxito a nivel mundial. Hemos hecho un producto donde el público en España puede estar especialmente sensibilizado por casos que se han vivido, lamentablemente”, añade.

La alta fidelidad que genera la ficción con tintes melodramáticos sirve para explicar el buen rendimiento que las telenovelas, tanto turcas como de origen latinoamericano y las producidas en España para La 1 y Antena 3, logran incluso en momentos en los que el consumo televisivo desciende de forma generalizada como es el verano. Pero, ¿cuánto tiempo aguantará el tirón la ficción turca en España? “Nuestro trabajo es encontrar grandes historias, detectarlas antes que nadie y programarlas de la mejor manera posible para convertirlas en éxito de audiencia. Es así como se evita el desgaste, con innovación continua, detección de tendencias internacionales y, por supuesto, apostar y llegar antes que nadie al producto”, remata Luis León Luri.

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS