Quinta TemporadaCrítica
i

Una serie para el finde: Un submarino, un crimen y una investigación

La danesa ‘The Investigation’ narra las pesquisas que llevaron a resolver un complicado y mediático caso real

Søren Malling y Pilou Asbæk, en 'The Investigation'.

¿Dónde está la periodista sueca Kim Wall? Así comenzaba una noticia que EL PAÍS publicó el 14 de agosto de 2017. Con esta crónica comenzó el seguimiento del caso del submarino en este diario, una historia que llegaba desde Dinamarca, de la que se hicieron eco medios de todo el mundo, y que tenía todas las trazas de una serie o película de ficción. La producción danesa The Investigation, cuyos seis episodios estrenó este viernes Movistar +, recrea el caso pero desde una perspectiva un tanto particular.

Estos fueron los hechos. El 10 de agosto de 2017, y tras meses detrás de cerrar una entrevista con Peter Madsen, constructor de un submarino de fabricación casera, la periodista Kim Wall aceptó la invitación de Madsen para dar una vuelta en el Nautilus mientras le entrevistaba. Nunca se la volvió a ver. Poco después de zarpar del puerto de Copenhague (Dinamarca), el submarino se hundió. Madsen fue rescatado la mañana siguiente, pero no había rastro de la periodista. Un ciclista descubrió su torso mutilado en una playa el 21 de agosto. Su cabeza, piernas y ropa fueron hallados por la policía en octubre en unas bolsas que habían sido hundidas en el mar. El constructor del submarino fue detenido desde el primer momento como sospechoso de la desaparición de la mujer. Su versión de lo ocurrido fue cambiando hasta que, en abril de 2018, fue condenado a cadena perpetua acusado de haber planeado el crimen, tener un móvil sexual y torturar a su víctima.

Las series basadas en crímenes reales son frecuentes y en los últimos tiempos florecen por doquier. Pero la particularidad de esta se encuentra en que pone el foco, en su totalidad, en los investigadores del caso y cómo su trabajo les afecta personalmente. En ningún momento de sus seis episodios se verá el rostro del sospechoso. Ni siquiera se menciona su nombre. Su identidad y sus antecedentes personales no interesan para la trama. Tampoco se trata de averiguar quién lo hizo a partir de un ramillete de sospechosos. El objetivo es aclarar qué pasó y mostrar cómo el trabajo y el día a día de los implicados en el caso se puso patas arriba con este mediático y misterioso crimen.

Movistar

Tobias Lindhom, guionista del drama político Borgen y director de la película nominada al Oscar A War, es el creador, guionista y director de esta serie. Su obsesión por el caso se refleja en la minuciosidad con la que se ahonda en la difícil investigación a la que tuvo que hacer frente la policía danesa. Søren Malling es el protagonista, interpretando al jefe de la unidad de homicidios encargado del caso, que se obsesionará con desenmarañar lo ocurrido de forma que le afecta a su vida personal. Pilou Asbæk le da la réplica como el fiscal jefe que le presiona para lograr un caso convincente. Los dos actores, que se reencuentran tras Borgen, representan los dos bandos de esa investigación, cuya recreación se basa en los testimonios de familiares de la víctima y del jefe de homicidios.

The Investigation sale airosa de los riesgos que corre. Con una atmósfera fría y ritmo pausado, logra transmitir la tensión y el peso emocional de una investigación de estas dimensiones. También es notable el esfuerzo por narrar un true crimen (crimen real) huyendo de los convencionalismos asociados con estas historias.

Más recomendaciones de series y toda la actualidad televisiva, en la newsletter de Televisión de EL PAÍS. Suscríbete gratis.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50