Festival de Eurovisión

Hacia la Eurovisión más incierta

Blas Cantó confía en mejorar los malos resultados españoles del último lustro en un festival cuya nueva edición sigue envuelta en el misterio

Blas Cantó interpreta 'Voy a quedarme' en la gala de TVE para elegir la canción española de Eurovisión 2021.
Blas Cantó interpreta 'Voy a quedarme' en la gala de TVE para elegir la canción española de Eurovisión 2021.Raul Tejedor

Blas Cantó representará a España y RTVE en el Festival de Eurovisión el próximo 22 de mayo en Róterdam con la balada Voy a quedarme. La canción fue elegida por la audiencia de TVE, que pudo votar entre dos opciones durante una gala emitida el sábado por la noche y a lo largo de tres días en la página web de la corporación pública. Cantó fue elegido a finales de 2019 para representar a RTVE, pero la pandemia por el coronavirus provocó en 2020 la cancelación, por primera vez en su historia, del certamen. El cantante, exmiembro de la banda juvenil Auryn, tiene así una nueva oportunidad en 2021 con una canción compuesta por él mismo junto a Leroy Sánchez, Daniel Ortega y Dan Hammond.

Voy a quedarme recibió el 58% de los votos frente a Memoria (42%) el sábado en una gala que tuvo sus complicaciones, desde su duración hasta pasada la medianoche (tenía que haber terminado sobre las 23.30) a fallos de sonido y de rotulación. Durante unos instantes, los números de teléfono asignados a cada tema para que el público votara aparecieron mal, repitiéndose para ambas canciones el asignado a Memoria, un error que no fue resaltado por los presentadores en ningún momento para evitar confusiones. Al principio del programa (con votaciones ya acumuladas desde el miércoles anterior) se anunció que el porcentaje de votos favorecía a una de las canciones en un 72%. La gala fue vista por 969.000 espectadores (con una cuota del 6,1%).

El cantante se mostró muy satisfecho por la elección de la balada. “Creo que podemos emocionar en Róterdam. Estoy muy contento. Estaba muy nervioso, porque era cantar las dos candidatas, la emoción nos envolvía y eso se nota a la hora de cantar en directo, y se agradece. Estoy muy feliz de lo que hemos hecho”, dijo al finalizar la gala. “Es muy emocionante cantar Voy a quedarme por las personas que he perdido este año [el padre de Cantó falleció el pasado mayo a los 49 años], pero también es una canción muy esperanzadora porque sabes que se van a quedar contigo para siempre y que hay que cantarla con el corazón”, contó durante el programa. El artista estuvo arropado en la interpretación del tema por sus cinco coristas Alba Gil, Héctor Artiles, Daira Monzón, Irene Alman y Dángelo Ortega, que también le acompañarán en su actuación en Eurovisión.

La canción y la puesta en escena elegidas han sido criticadas en las redes sociales por muchos seguidores de Eurovisión, que esperan mejoras para que Cantó tenga alguna oportunidad de mejorar la presencia española en el festival. En las últimas cinco participaciones, España no ha pasado del puesto 21. “Queda mucho trabajo hasta mayo, hay que perfilarla, hay que trabajarla, hablar de la entrada a capella, los coros... Esto es un pequeño boceto de lo que puede pasar en Róterdam. Y creo que podemos emocionar”, explicó Cantó en la madrugada del domingo. La Unión Europea de Radiodifusión (UER) anunció en noviembre que sea cual sea la situación de la crisis sanitaria el próximo mayo, este año el festival sí tendrá lugar. Para ello ha elaborado un plan con diferentes posibles escenarios. Cada emisora de televisión grabará una actuación en vivo que se podrá usar si el participante no puede viajar por las restricciones por la pandemia. La UER baraja también tanto que los participantes puedan acudir físicamente como que cada uno se quede en su país.

Blas Cantó, de 29 años, fue designado de forma directa por RTVE en octubre de 2019 para representar a España después de varios años dejando esa elección al público. En enero de 2020 se presentó la canción elegida, Universo, producida por Dan Hammond, como Voy a quedarme, y que recibió entonces más apoyo popular que la melodía de este año. Cantó estuvo a punto de representar a RTVE en Eurovisión Junior con 12 años en 2004 al quedar finalista en la gala de elección, cuya otra finalista, María Isabel, se hizo con el festival infantil europeo con Antes muerta que sencilla. En 2011, su banda Auryn se presentó para la elección en TVE del representante español. Después de varias galas eliminatorias, quedaron en segunda posición por detrás de Lucía Pérez con Que me quiten lo bailao (que después fue antepenúltima en la final del festival). Tras la desintegración del grupo en 2017, Cantó publicó su primer disco en solitario, Complicado, y ganó el concurso musical Tu cara me suena en Antena 3.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50