Series de TV

Woody Allen responde a la serie documental de HBO: “No tienen interés en la verdad, está plagado de falsedades”

‘Allen V. Farrow’ retoma las acusaciones de abuso sexual contra el cineasta desde el punto de vista de la familia Farrow

Woody Allen y Soon-Yi Previn pasean por Nueva York en 2016. En vídeo, el 'teaser' de Allen v. Farrow. (FOTO: JAMES DEVANEY / GC IMAGES | VÍDEO: HBO)

Un portavoz de Woody Allen y de su esposa Soon-Yi Previn distribuyó ayer una declaración en respuesta a la serie documental Allen V. Farrow, de HBO, que ha reabierto el caso por presunto abuso sexual del cineasta sobre su hija adoptiva Dylan. La serie, de cuatro capítulos, repasa desde el punto de vista de la familia de la actriz y expareja de Allen, Mia Farrow, las acusaciones y posteriores exoneraciones del director, y expone la historia de la hija de ambos en primera persona, pero sin ofrecer una réplica del acusado. “Estos documentalistas [los directores Amy Ziering y Kirby Dick] no tienen interés en la verdad. En cambio, han pasado años colaborando de manera subrepticia con los Farrow y sus auxiliares y han elaborado un trabajo crítico plagado de falsedades”, comienza la declaración.

La serie se estrenó el domingo. Según el portavoz, a Allen y Soon-Yi se les consultó hace menos de dos meses por si querían responder a las acusaciones. “Les dieron pocos días para hacerlo. Por supuesto, declinaron”, explica. “Como se ha sabido durante décadas, estas alegaciones son categóricamente falsas. Fueron investigadas por múltiples agencias en su momento, las cuales encontraron que, con independencia de lo que se le haya dicho a Dylan Farrow, no tuvo lugar ningún abuso. Es triste, si bien nada sorprendente, que la cadena emisora sea HBO, que tiene un contrato con Ronan Farrow [hijo de Allen y Farrow y uno de los periodistas que destapó los escándalos de abusos de Harvey Weinstein]. Aunque esta crítica llame la atención, no altera los hechos”, finaliza el texto difundido. Ronan Farrow habla en el documental como hijo de la pareja que da título a la serie, pero no ejerce de productor ni este documental es una de las producciones por las que ha firmado con HBO.

Allen y Farrow fueron pareja durante 12 años (rodaron juntos otras tantas películas en ese tiempo). Aunque no vivían juntos ni se casaron, adoptaron dos niños, Dylan y Moses. Ambos ya eran hijos adoptivos de Farrow. La pareja tuvo un hijo biológico (Ronan). Moses recientemente publicó una extensa carta acusando a su madre de un trato difícil. En 1992, Farrow descubrió que Allen tenía una relación con su hija adoptada, Soon-Yi Previn, y ese mismo año la actriz acusó a su pareja de haber abusado de Dylan, de siete años. Siguió una guerra, con varias investigaciones de por medio y dos exoneraciones de Allen en sendas investigaciones judiciales. El cineasta siempre se ha defendido diciendo que Dylan fue aleccionada por su madre para hacer esas alegaciones después de conocer su relación con Previn (con quien está casado desde 1997).

El documental usa extractos de la versión en audio de la autobiografía de Woody Allen, A propósito de nada. La editorial estadounidense Skyhorse Publishing alertó el lunes de que HBO ha usado esos trozos, leídos por el propio Allen, sin permiso. “El primer episodio de Allen V. Farrow usa sin permiso más de tres minutos de nuestra edición de audiolibro de A propósito de nada. Entendemos que el resto de episodios [no emitidos todavía] usan de forma similar sin autorización el audiolibro. Esta evidente apropiación de la propiedad intelectual del señor Allen es un incuestionable incumplimiento del copyright”, reza un comunicado de la editorial.

Más información

Lo más visto en...

Top 50