Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

El amanecer de las series vivientes

El regreso de ficciones de Atresmedia no es solo síntoma del aumento de la demanda, sino también de la crisis de identidad de las cadenas en relación con los nuevos contendientes

Paco Tous, protagonista de 'Los hombres de Paco'. Vídeo: tráiler de la serie.

Jose Mari Manzanares falleció en 2014, pero Lydia Lozano anunció su muerte el martes en Sálvame. A raíz del lapsus, el programa ideó una sección titulada El muerto justo: la colaboradora debía adivinar si varios famosos siguen o no en este barrio. El año pasado, en otro alarde de humor negro —esta vez involuntario—, los colaboradores se marcaron un Good bye, Lenin!: en pleno directo tuvieron que pasar de comentar abiertamente el fallecimiento de la madre de Fani, de La isla de las tentaciones, a insistir en que estaba de viaje, para no darle el disgusto a la abuela de la concursante, que, según acababan de descubrir, estaba viendo la tele y lo desconocía.

Más información
Vicky McClure y Kelly Macdonald, en la sexta temporada de la serie.
‘Line of Duty’, un fenómeno de audiencias a la vieja usanza

A través de Buendía Estudios, Atresmedia está reviviendo algunas de sus marcas de éxito: El internado: Las Cumbres en Amazon, y Física o Química: el reencuentro en ATRESplayer Premium, donde también podremos ver lo nuevo de Los protegidos y Los hombres de Paco, cuyo primer episodio estrena hoy Antena 3 para llevar espectadores a la plataforma, que emitirá el resto de la temporada antes. Estos regresos no son solo síntoma del aumento de la demanda, sino también de la crisis de identidad de las cadenas en relación con los nuevos contendientes. El público no ha abandonado masivamente la tele tradicional en pos de las plataformas, pero las cadenas se han anticipado a un hipotético descalabro de la ficción en abierto y, sin quererlo, pueden haber contribuido a él. Mientras Line of Duty revienta los audímetros en Reino Unido y aquí Mujer aguanta el tipo, las series nacionales de horario estelar están en mínimos históricos. Habrá que preguntarle a Lydia Lozano si la ficción española en prime time está muerta o se ha ido de viaje.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS