‘Paraíso’: crónica negra, cultura pop y fantasía adolescente en el Levante español de los noventa

El director Fernando González Molina y la actriz Macarena García explican la ambiciosa serie de misterio de Movistar+

Cristian López, Pau Gimeno y Leon Martínez (de izquierda a derecha), tres de los protagonistas de 'Paraíso'.

El taquillero cineasta Fernando González Molina (Pamplona, 46 años) creció obsesionado con la serie de ciencia ficción V. Viendo los episodios que TVE emitió cuando tenía 10 años, aprendió el poder de la televisión para llevar al espectador a cualquier lugar imaginable. “Resultaba un poco cómico. Era un crío y me pintaba la mano de verde, con escamas de lagarto. Discutía con mis padres para poder ver la serie, porque al final me producía pesadillas. Se me grabaron en la memoria dos o tres imágenes, pero, sobre todo, se quedó conmigo esa sensación de sumergirte en una historia de un modo tan profundo que llegas a creer que lo que te cuenta puede ocurrir”, explica por teléfono. Con Paraíso, la ambiciosa producción de aventuras y ciencia ficción ambientada en el Levante español de los años noventa, que llega este viernes a Movistar+, busca recuperar esa sensación para los espectadores venideros. “Quiero que se pongan ante la pantalla y que sientan que el relato les agarra del cuello y los lleva a un universo paralelo con reglas propias”, dice de la serie de siete capítulos, que ha producido The Mediapro Studio.

A pesar del tono fantástico de Paraíso, su trama está enraizada en la realidad de la España de la época. Las adolescentes Sandra, Eva y Malena desaparecen en una discoteca sin dejar un rastro que ayude en la investigación policial. Javi, el hermano pequeño de una de ellas, inicia sus propias pesquisas junto a sus amigos, Quino y Álvaro, y Zeta, el matón de la clase. La crónica negra del país, a menudo integrada en la cultura pop, sirve de punto de partida hacia lo desconocido. “Es una forma de que la audiencia arranque el viaje desde un lugar que siempre ha formado parte de nuestro imaginario colectivo: nuestro eterno interés por los crímenes mediáticos”, cuenta el director. Y, aunque la serie comparta referentes visuales con Stranger Things, además de con las aventuras de Los Cinco y el cine de John Hughes y Steven Spielberg, un giro de guion antes del final del primer episodio rompe toda relación con el éxito de Netflix. “Yo, que tengo mucho miedo a los tráileres porque siempre cuentan de más, recomendaría a la gente que comenzara a ver Paraíso con una mirada virgen, para que comprobara si se parece o no a otra cosa. Aunque me gustaría, prefiero no contar nada más de lo que ocurre en ella. Últimamente absorbemos demasiada información previa y eso termina arruinando la experiencia”, comenta su creador.

En torno al particular misterio de la serie, la nostalgia también entra por las orejas. Chimo Bayo, OBK y, en especial, Mecano suenan en ella, para apelar a las pulsiones pretéritas de una parte de la audiencia. El grupo de Ana Torroja y los hermanos Cano es otra de las obsesiones que González Molina traslada a estos guiones. Sus canciones se sitúan en el epicentro de la historia, como inspiración y como homenaje. “Era muy fanático, en especial en la época que sacaron Aidalai, en 1991, e hicieron una gira larguísima, de dos años. Los vi al menos tres veces en ese tiempo y envié junto una amiga cientos de cartas al programa El gran musical de Los 40 Principales para intentar conocerlos”, recuerda. Torroja ha grabado el tema principal de la serie y el vídeo musical lo ha rodado el propio González Molina. “El círculo había que cerrarlo ya”, admite entre risas.

Los protagonistas de 'Paraíso', posando en la empresa de máquinas recreativas antiguas Miarcade. A la izquierda, Leon Martínez (abajo) y Cristian López y, a la derecha, Héctor Gozalbo y Pau Gimeno (abajo).
Los protagonistas de 'Paraíso', posando en la empresa de máquinas recreativas antiguas Miarcade. A la izquierda, Leon Martínez (abajo) y Cristian López y, a la derecha, Héctor Gozalbo y Pau Gimeno (abajo).KIKE PARA

El director se autoimpuso evitar un cliché televisivo, el de protagonistas adolescentes interpretados por actores adultos. “Era importante que el personaje se pegará fácilmente a su piel”, apunta. A Pau Gimeno, Cristian López, Leon Martínez y Héctor Gozalbo, los cuatro actores principales, nacidos todos ellos con los años noventa ya terminados, solo les suena la época a través de algunas de esas canciones que tanto escuchó González Molina, dicen mientras posan en Miacarde, una fábrica madrileña de máquinas recreativas de hace 30 años. La experiencia de juntarse entre amigos en torno a ellas les resulta curiosa, acostumbrados, admiten, a jugar a videojuegos en línea cada uno desde su casa.

También han encontrado referencias en los recuerdos de sus padres. “Los míos me hablaban de la ruta del bakalao”, comenta Gozalbo, que debuta en el audiovisual con esta serie. Gimeno y López, en cambio, llegan del teatro musical (Billy Elliot, El Rey León) y Martínez ha formado parte del elenco de Merlí. Los cuatro agradecen a su coach de interpretación, Sara Márquez, el trabajo que ha hecho con ellos para adaptarse a las necesidades de un ambicioso proyecto televisivo como Paraíso, para el que se buscaron perfiles entre más de 3.000 candidatos. Junto a ellos, se encuentran las jóvenes María Romanillos y Patricia Iserte.

Macarena Gómez con el director Fernando González Molina, a su derecha, durante el rodaje de 'Paraíso'
Macarena Gómez con el director Fernando González Molina, a su derecha, durante el rodaje de 'Paraíso'Michael Oats

Macarena García forma parte, junto a Iñaki Ardanaz y Gorka Otxoa, de un reparto adulto que se mantiene en un segundo plano. La actriz, habitual en los trabajos del pamplonés, interpreta a Paula Costa, uno de esos elementos que ancla la serie a la realidad. “Como ya conozco bien a Macarena, he buscado un personaje que le permita dejar de ser esclava de su físico. Ella no es siempre la chica inocente y esta vez se convierte en una persona algo encarada, pero muy intuitiva”. La madrileña, de 33 años, que admite una personalidad tendiente a la melancolía y que disfruta de la nostalgia, agradece el reto de dar vida a “una mujer pionera, cuyas circunstancias de vida, como el formar parte de una institución que comenzó a recibir mujeres poco tiempo antes, muestran qué tipo de persona es”.

García dice confiar a ciegas en González Molina desde que vivió con él experiencias muy similares a las que ahora han compartido los actores protagonistas de Paraíso. “El personaje que me dio en Palmeras en la nieve (2015) es uno de los que ha marcado mi vida. Nunca había estado en una producción tan grande, viajamos a Las Palmas, hice amigos… Y él siempre te hace sentir que quiere realmente trabajar contigo”, defiende.

Regreso a la televisión

Fernando González Molina supo que quería ser director de cine antes que muchas otras cosas relevantes en su vida. “Salí del armario de manera gradual. Fue mi viaje a Madrid el que me permitió dar ese salto, como a tantos otros. Pero lo de trabajar en el cine, aunque lo deseaba desde que tenía 12 años, me costó más creérmelo, por una cuestión de posibilidades. Siendo un adolescente en Pamplona no crees que vayas a tener la oportunidad de serlo. Lo logré muy poco a poco”.

Primero se curtió como director de series como El barco y Los hombres de Paco. “Era lograr que cuatro o cinco millones de personas se entretuvieran cada semana con presupuestos y tiempos muy ajustados”, recuerda. Luego, títulos como Tres metros sobre el cielo y Palmeras en la nieve le convirtieron no solo en un cineasta, sino en el más taquillero de la industria española de los últimos tiempos. Ahora, regresa a la televisión con un proyecto que también recupera la adolescencia de su generación “y esas pasiones que ya no vuelves a sentir en el resto de tu vida”.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez

Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS