columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Una extraordinaria Kate Winslet

La protagonista de ‘Mare of Easttown’ interpreta a una detective en la que ya es una de las grandes series del año

Kate Winslet, en ‘Mare of Easttown’. Vídeo: tráiler de la serie.

Si hay una serie que conjugue mejor con el llamado “realismo sucio” de la literatura estadounidense del pasado siglo, esa es la extraordinaria Mare of Easttown (HBO), creada y escrita por Brad Ingelsby y dirigida en sus siete capítulos por Craig Zobel, responsable que lo fue de algunos episodios de la muy afamada The Leftovers. Pero pese a que el profesionalismo de los citados es indiscutible, la serie tiene un nombre propio deslumbrante en su interpretación, en la sobriedad de sus gestos, en su aspecto tan distante del tradicional glamur de Hollywood: Kate Winslet. Ella es, esencialmente, la serie.

Más información

Easttown es un pequeño pueblo de Pensilvania. Todos se conocen o están emparentados. Mare Sheehan, la protagonista, es una detective que trata de mejorar la vida de unos lugareños que mal sobreviven en tiempos de crisis. Varios asesinatos y secuestros de adolescentes conmocionan la localidad. Mare es la encargada de descubrir al responsable o responsables.

Todo en la serie, como el realismo sucio de los Carver, Ford o Wolf, se desarrolla con sobriedad y una especial habilidad para contextualizar hechos y personajes: una evidente tendencia al alcoholismo de sus gentes, unos diálogos parcos en los que sobra lo superfluo y una violencia soterrada que se agranda con el doloroso pasado de la detective.

El excelente guion va desarrollando las pesquisas policíacas al mismo tiempo que muestra la vida cotidiana de una población en la que sus jóvenes no tienen futuro y los mayores se refugian en el alcohol. La depresión es la reina de la casa pero sin caer en el tremendismo. Hablamos de, probablemente, una de las grandes series del año con una extraordinaria Winslet arropada por unas no menos magníficas Julianne Nicholson y Jean Smart, entre otros.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Inicia sesión para seguir leyendo

Sólo con tener una cuenta ya puedes leer este artículo, es gratis

Gracias por leer EL PAÍS
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción