Michael Nader, el surfista que enamoró a Alexis Colby

El actor, que falleció este lunes a los 76 años, protagonizó series de éxito como ‘Dinastía’ y ‘All my children’, pero sus problemas con las drogas y el alcohol lo alejaron del estrellato

Michael Nader, en una fiesta en Beverly Hills en 1990.
Michael Nader, en una fiesta en Beverly Hills en 1990.Ron Galella, Ltd. (Ron Galella Collection via Getty)

Michael Nader, que falleció este lunes a los 76 años, llegó a Dinastía en la cuarta temporada para aportar su belleza oscura y salvaje a una serie dominada por galanes aristocráticos que Aaron Spelling había diseñado para distanciarse de los petroleros de Dallas, con jeep y sombrero vaquero. El actor de origen libanés había conseguido el papel entre 500 candidatos y fue su química con Joan Collins la que le hizo imponerse finalmente a Jon-Erik Hexum, que meses después fallecía tras dispararse accidentalmente durante el rodaje de Camuflaje.

Dex Dexter iba a ser efímero, pero el público se encandiló de su aire mediterráneo y acabó quedándose hasta el final. Su “atractivo siniestro”, como lo definió Collins, lo aportaba una cicatriz fruto de un choque con un conductor borracho que casi lo mata a los seis años.

En su juventud no faltaron ni las drogas ni las peleas. Su madre, una corista de Lena Horne con aspiraciones a actriz, no tenía tino para elegir novios y un día tuvo que protegerla con el arma que guardaba bajo la cama. Minette nunca consiguió el éxito, Michael, sí. No fue el único de la familia. Era sobrino de George Nader, galán amigo de Rock Hudson que emigró a Europa cuando los rumores sobre su homosexualidad imposibilitaron su carrera en Hollywood.

Más información
Michael Nader y Joan Collins en 'Dinastía'
Muere el actor Michael Nader, popular por la serie ‘Dinastía’

La llamada de la televisión le llegó tras un reportaje en Life en el que personificaba el estilo de vida surfista que empezaba a causar furor. Su porte y habilidad con la tabla lo llevaron a varias producciones de Frankie Avalon en las que coincidió con su futura compañera en Dinastía Linda Evans.

Tras el final de la serie de Spelling recaló en productos olvidables hasta que fue reclamado por la icónica All my children para interpretar al conde Dimitri Marick. De nuevo, su personaje se hizo tan popular que cuando fue eliminado por motivos presupuestarios la presión de los fans provocó su readmisión. Pero en 2001, los problemas con las drogas que arrastraba desde su adolescencia causaron su despido definitivo. Había sido arrestado por vender cocaína a un policía encubierto. En 1997 ya había terminado en la cárcel por conducir borracho con su hija de 13 años al lado.

Una década después de la cancelación de All my children, esa hija recibió un mensaje de Facebook de una entusiasta productora dispuesta a reflotar la serie con su padre en el elenco. “¿Estará interesado?”. Claro que lo estaba. Pero la felicidad fue efímera, la serie se canceló y con ella la vida televisiva del que un día fue uno de los hombres más deseados de la pequeña pantalla.

Michael Nader con su esposa Robin en los People's Choice Awards de 1986.
Michael Nader con su esposa Robin en los People's Choice Awards de 1986.Ron Galella, Ltd. (Ron Galella Collection via Getty)

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS