‘The Crown’ y ‘Ted Lasso’ buscan hacer historia en unos Emmy presenciales

Netflix aspira a ganar por primera vez en la categoría de mejor serie dramática con la historia de la familia real británica, nominada a 24 premios

Una estatua del Emmy ante las instalaciones de la Academia de Televisión de Los Ángeles.
Una estatua del Emmy ante las instalaciones de la Academia de Televisión de Los Ángeles.Chris Pizzello (Chris Pizzello/Invision/AP)

Netflix busca este domingo culminar el proceso de transformación de la televisión que comenzó hace tiempo. Lo puede hacer conquistando la mejor serie dramática en la noche de los Emmy, una categoría que se le ha negado varias veces al gigante del streaming a pesar de su creciente presencia año con año. The Crown, el drama que imagina la vida íntima de la familia real británica, es la gran favorita, con 24 nominaciones (ya ha ganado cuatro técnicos), para llevarse ese premio en la ceremonia de la Academia de la Televisión de Estados Unidos, que vuelve a ser presencial y se convierte en el primer gran evento de la temporada que exige vacunas a los nominados que asisten.

Josh O'Connor y Emma Corrin, favoritos en las categorías de mejor actor y actriz en los premios Emmy, como los príncipes Carlos y Diana en 'The Crown'.
Josh O'Connor y Emma Corrin, favoritos en las categorías de mejor actor y actriz en los premios Emmy, como los príncipes Carlos y Diana en 'The Crown'.Des Willie (AP)

Para lograr ese anhelado premio, Netflix debe vencer a The Mandalorian, la serie de Disney+, El cuento de la criada, Lovecraft Country, Pose, Bridgerton y This is Us, que es la solitaria representante de una serie de drama de una cadena tradicional de televisión. Esta lucha en los Emmy tiene como telón de fondo la guerra del streaming, con las principales compañías batallando entre ellas y haciendo importantes inversiones para hacer más atractivas las ofertas de sus catálogos a las audiencias.

Más información
Las series que deberías de ver, según los Emmy
Todos los nominados a los Emmy 2021
Dónde y cuándo ver la gala de los Emmy

Ted Lasso, la comedia de un inexperto entrenador de un desastroso club de fútbol de la liga inglesa, es otra de las grandes favoritas en la categoría de comedia, donde compiten Black-ish, Cobra Kai, Emily in Paris, The Flight Attendant, Hacks y la temporada final de The Kominky Method. La serie protagonizada por Jason Sudeikis ha sido un parteaguas para Apple TV+. El estreno de la segunda temporada, en julio, aumentó un 50% los abonos al servicio y tuvo seis veces más reproducciones que la primera temporada, que se convirtió en un fenómeno durante la pandemia, sobre todo en diciembre pasado. La serie ya ganó tres de los 20 Emmys a los que aspira en los premios técnicos entregados hace unos días. Ahora falta por ver si se cumplen los pronósticos y el elenco, con seis nominaciones en las categorías de actuación, se llevan los premios.

La categoría más reñida de la noche es la de miniserie. Los expertos de la industria y analistas no encuentran una clara favorita entre I May Destroy You, Mare of Easttown, Gambito de dama, que se convirtió en otra sensación de la pandemia y una de las series más vistas de Netflix en su estreno, aunque ahora enfrenta una batalla legal por una acusación de difamación. La cruda y violenta The Underground Railroad, sobre la América esclavista y WandaVision cierran la reñida categoría.

Ambiente festivo

La gala, que comienza a las 20.00 horas del este de Estados Unidos (02.00 de España), pasará del formato virtual del año pasado a un evento en una carpa. Unas 500 personas han sido convocadas al Event Deck, un área para ceremonias en exteriores ubicada en el centro de Los Ángeles a pocos metros del Teatro Microsoft, que es donde se llevaba a cabo la ceremonia en los tiempos prepandémicos. Como sucedió con los Oscar, las invitaciones para las producciones han sido muy limitadas. Los asistentes deben presentar una prueba negativa y su cartilla de vacunación. A diferencia de los años anteriores, ahora los asistentes serán acomodados en mesas, donde habrá bebida y algo de comida. “Creo que esto crea cierto ambiente de fiesta, lo que pone contenta a la audiencia y también al espectador”, dijo Reggie Hudlin, uno de los productores de la ceremonia esta semana.

Los Emmy se han convertido en la primera gran ceremonia que pide como requisito estar vacunado, lo que se convertirá seguramente en una tendencia en la temporada de premios de los próximos meses. Ian Stewart, uno de los productores, afirma que hasta no encontraron reticencias entre los nominados por la imposición de la medida y que muchos confirmaron rápidamente su presencia. El elenco de la exitosa comedia Schitt’s Creek, ganadora de nueve Emmys el año pasado, ha confirmado que se reunirá en la ceremonia. Entre ellos el creador de la serie, Dan Levy, quien acaba de firmar un multimillonario acuerdo con Netflix para producir series y una película. Otros que estarán presentes son Amy Poehler, Seth Rogen y Sarah Paulson y Billy Porter, quien busca repetir el revolucionario premio de mejor actor logrado en 2019 por Pose.

El reparto de 'Friends' recordando anéctdotas en el antiguo decorado de la serie.
El reparto de 'Friends' recordando anéctdotas en el antiguo decorado de la serie.Terence Patrick HBO

A pesar de las exigencias sanitarias, algunas estrellas han dicho recientemente que no acudirán al evento. Jennifer Aniston dijo a Jimmy Kimmel, el conductor del programa nocturno de la cadena ABC, que no irá a la ceremonia, por lo que se perderá, si llega a suceder, el triunfo de la reunión de Friends, un especial nominado en tres categorías. Los productores de la ceremonia han asegurado que “un puñado” de nominados se conectará al evento vía remota. Entre las ausencias está parte del elenco de The Crown, que estará en Londres. “Hay algunas personas que han preferido conectarse a la distancia y lo entendemos”, dijo Maury McIntyre, el presidente de la Academia de Televisión.

La ceremonia correrá a cargo del actor y comediante Cedric The Entertainer, quien protagonizó en 2002 la comedia de culto La barbería (2002) junto a Ice Cube. Los productores aseguran un arranque musical “muy divertido” que tendrá entre sus invitados a varios raperos y artistas amigos del presentador, quien carga también con la responsabilidad de recuperar parte del territorio perdido en la ceremonia del año pasado. Los Emmy de 2020 registraron la peor audiencia en su historia con solo 6.1 millones de espectadores. En 2018, en cambio, la transmisión fue vista por 10.2 millones de personas.

Los Emmy también han apostado por sacudir las cosas un poco. Se ha cambiado el orden de algunos de los premios entre dramas, comedias y miniseries. También se promete acortar el tiempo que pasa entre una y otra categoría. Esto tiene sus peligros, como ya lo mostró el final anticlimácico de los Oscar, que cerraron por primera vez entregando el premio a mejor actor con la esperanza de que recayera en el fallecido Chadwick Boseman, pero finalmente fue para Anthony Hopkins, quien no estaba ahí. Los organizadores admiten que el primer premio de la noche puede ir a parar a alguien que no estará físicamente en la carpa.

Para despertar la curiosidad, se han prometido sorpresas. Una de ellas estará a cargo de Jon Batiste y Leon Bridges, quienes se encargarán de poner la música al homenaje al talento fallecido en el último año. Ambos músicos son grandes amigos, cosa que los productores ignoraban cuando los invitaron a participar en la gala. El resultado, dicen, es bello y de una sensibilidad perfecta para una época que ha dejado tanto duelo.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS