El Consejo de Informativos de TVE ratifica el amparo a Anna Bosch ante las “maneras intimidantes” del presidente de la corporación

El organismo expone las conclusiones de su investigación y exige a la dirección que no vuelva a recurrir a la intimidación

Anna Bosch, periodista de TVE, en una imagen de octubre de 2019.
Anna Bosch, periodista de TVE, en una imagen de octubre de 2019.

El Consejo de Informativos de TVE, órgano que representa a los periodistas de la cadena, ha ratificado, en una reunión extraordinaria celebrada la semana pasada, el amparo preliminar concedido a la periodista Anna Bosch, que había denunciado una “clara intimidación” por parte del presidente de la corporación, José Manuel Pérez Tornero, por haber difundido un tuit crítico con la empresa. En el dictamen, el consejo cuestiona la manera en la que la dirección “dialoga” con la plantilla y exige al presidente y a todo su equipo “que no vuelvan a recurrir a estas maneras intimidantes”.

A la hora de evaluar la forma en la que se ha llevado a cabo la investigación, el Consejo de Informativos lamenta que la colaboración de las partes con la investigación haya sido “muy desigual”. “Ni desde presidencia ni desde secretaría general se ha tenido a bien contestar a las preguntas remitidas por el Consejo de Informativos que, conviene recordar, es un órgano oficial de RTVE”, expone la entidad, que advierte de que, como resultado, “no solo se obtienen unas conclusiones menos completas de lo deseado, sino que se aboca a la plantilla de informadores de RTVE a un escenario de desprecio y abandono”.

En su dictamen, el consejo considera acreditado que Pérez Tornero convocó a Bosch a su despacho “de manera inesperada y perentoria” mediante llamada telefónica, durante la cual se reprochó a la trabajadora la publicación de un tuit desde su cuenta personal. “Resulta absolutamente inadmisible que desde la presidencia de la corporación se convoque repentinamente a consultas a ningún trabajador o trabajadora de base, sin cargos directivos ni editoriales, para realizarle cualquier clase de reproche. No es la vía, no son las formas. Y menos todavía si en el trasfondo de la discusión se encuentra la libertad de expresión del empleado”, recoge el dictamen.

A través de un comunicado, la dirección de la empresa había confirmado que, el pasado 5 de mayo, el presidente de RTVE recibió a Bosch en una reunión que había sido retrasada por problemas de agenda. La nota añadía que, en ese encuentro, Pérez Tornero trasladó a la periodista los mecanismos de la cadena para formalizar las quejas o denuncias que eventualmente pudiera tener. “En todo momento, a preguntas de la propia trabajadora, se defendió el derecho fundamental a la libertad de expresión, que tanto ella como el resto de las personas que integramos la corporación, ejercemos a diario”.

Bosch, en el escrito de respuestas remitido al consejo, expone que el 12 de noviembre de 2021 recibió una llamada a través de la secretaria del presidente. “El motivo de la llamada eran unos tuits publicados por mí para que ‘le trasladara en persona mis opiniones sobre RTVE’. A este respecto, me propuso un encuentro para el lunes 15 de noviembre por la mañana. A lo que le contesté que me era imposible puesto que cubría ese mismo día un acto del Real Instituto Elcano. No volvió a ponerse en contacto conmigo hasta la llamada del 5 de mayo por la tarde. Habían transcurrido seis meses”.

Recuerda Bosch que esa reunión fue una propuesta unilateral y estuvo motivada por el tuit en el que se hacía eco de una información publicada por Bluper titulada “RTVE desvió el presupuesto para promoción de RTVE Play a la Gran Consulta, una campaña sin impacto”. En ese mensaje, Bosch manifestaba su sorpresa ante la noticia y opinaba: “@rtveplay es donde está el presente, la competencia, los espectadores a ganar, que ya no se sientan en el sofá a la hora que les digamos, ni van a vernos como a feriantes de plaza en plaza”. RTVE Play es la plataforma digital gratuita de la cadena pública.

Durante su comparecencia el martes en el Senado ante la comisión de control de RTVE, Pérez Tornero afirmó que no se había producido ninguna desviación de fondos. Ante una pregunta de la parlamentaria Inés Sabanés, aseguró que los contratos suscritos por RTVE han cumplido “escrupulosa y rigurosamente todos los mandatos legales”. Argumentó que algunas informaciones publicadas responden a “una estrategia concertada de acoso y derribo a profesiones de la corporación” y se comprometió a defender al ente público frente a “los grupos de presión internos y externos”.

En su queja ante el Consejo de Informativos, Bosch relató que el presidente había dado a entender que disponía de “informes o dosieres” sobre algunos periodistas de la cadena, como Xavier Fortes o ella misma. Pérez Tornero negó en la Cámara alta la existencia de tales documentos. “Estos informes no existen. No los consentiría en ningún caso”, dijo. Y añadió: “Quien haya dado a entender que existían tales dosieres o informes, o que les hayamos dado cobertura, ha falseado los hechos”. Remarcó que “cualquier consejo, cualquier periodista, antes de sentenciar perentoriamente, debe constrastar las fuentes, comparar las versiones e indagar en los hechos”.

Para el consejo, el comportamiento de Pérez Tornero no se ajusta ni a las competencias concretas de su cargo ni al más básico sentido común. “Así que no cabe más que alinearse con el relato de la informadora, que describe un contexto de poder radicalmente asimétrico en el que la sensación de amedrentamiento resulta inevitable”, expone el organismo.


Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS