‘El señor de los anillos: Los anillos de poder’, el otoño se acerca

Amazon Prime Video usa la serie más cara en la historia de la televisión como su carta de presentación en la industria del entretenimiento

Desde la izquierda, Benjamin Walker, Morfydd Clark y Robert Aramayo, tres de los 23 protagonistas que tiene la serie.

Juego de tronos hizo época anunciando la inminente llegada del invierno. El otoño está ahora a la vuelta de la esquina y la encargada de recordarlo en esta ocasión es El señor de los anillos: Los anillos de poder, primera temporada de la serie de Amazon Prime Video que lleva a la televisión el imaginario de la famosa novela de J. R. R. Tolkien, que la plataforma estrena este viernes en todos los países donde opera. Están disponibles ya los dos primeros capítulos de los ocho rodados y los seis siguientes irán saliendo de uno en uno cada viernes. En Los Ángeles, una ciudad donde es difícil ver la transición de las estaciones, la llegada del otoño no se aprecia por el color de los follajes, pero este año se está notando por los anuncios espectaculares de la serie en las carreteras de la ciudad. El gran estreno televisivo del otoño ha inundado una urbe de por sí saturada de publicidad de producciones audiovisuales. Los orcos, elfos, hechiceros, enanos y demás criaturas de la Tierra Media imaginada por Tolkien están en todos lados: en las calles, la prensa y hasta en las cajas de Amazon que llegan a casa.

Y también en el cielo. No en sentido metafórico. Amazon Prime Video anunció por todo lo alto su gran apuesta por hacerse al fin un nombre en la industria del entretenimiento con una exclusiva fiesta a mediados de agosto. En un festejo lleno de símbolos, la empresa de Jeff Bezos abrió las puertas de su estudio en Culver City para celebrar el acontecimiento. Allí estaba Simon Tolkien, el nieto de J. R. R. Tolkien, el académico de Oxford que creó el referente de la literatura fantástica del siglo XX y por la que la plataforma de contenido a la carta pagó 250 millones de dólares para poder adaptar la novela a la pantalla pequeña. Simon Tolkien se tomaba fotografías en las escaleras de la casona, construida en 1918 y famosa por aparecer en Lo que el viento se llevó. Esa misma residencia, construida a la imagen y semejanza de la casa de campo de George Washington en Mount Vernon, albergó a titanes del cine como Cecil B. DeMille y David Selznick.

El broche de oro de aquella velada fue un espectáculo con drones. Cientos de aparatos formaron en el cielo figuras que hacen referencia a la historia de la saga de Tolkien. Aparece la barca de papel con la que abre el primer episodio de Los anillos de poder. También las dos torres y el árbol dorado que anuncia para los elfos los tiempos de cambio en la Tierra Media. La serie no es una adaptación estricta de la novela, sino que se basa más bien en los apéndices que Tolkien dejó escritos. El presupuesto ronda los 58 millones de dólares por episodio, casi 40 más de lo que cuesta a HBO cada entrega de La casa del dragón, la precuela de Juego de Tronos. Es decir, la más cara de la historia de la televisión.

Una imagen de 'El señor de los anillos: Los anillos de poder'.
Una imagen de 'El señor de los anillos: Los anillos de poder'.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, fue uno de los políticos que desfilaron por la alfombra roja en aquella velada de presentación en Los Ángeles. También estaban por ahí el elenco, la producción y la plana mayor de los ejecutivos de Amazon. Algunos de estos se acercaron a charlar con Juan Antonio Bayona, que dirige los dos primeros episodios. El director catalán escuchó las reacciones de euforia que provocó en los espectadores la exhibición en pantallas de cine del arranque de la epopeya. Bayona, que tenía en la butaca de enfrente a Bezos, contaba que las primeras reuniones que tuvo para este proyecto fueron en ese mismo sitio, donde se rodaron Ciudadano Kane, de Orson Welles, y Recuerda, de Alfred Hitchcock. Y comentó también que lo que más le había llamado la atención de aquellas primeras sesiones de trabajo fue que los máximos responsables de la serie, Patrick McKaye y John Payne, tenían ya entonces muy claro el arco narrativo de las cinco temporadas que pretenden grabar.

Muchos de los invitados aseguraban que los primeros dos episodios los habían transportado más de 20 años atrás, cuando se estrenó la primera película de El señor de los anillos, dirigida por Peter Jackson. Robert Aramayo, uno de los protagonistas de la nueva serie, tenía solo nueve años cuando se estrenó la cinta. El actor británico interpreta a Elrond, uno de los personajes más importantes entre los 23 protagonistas de la primera entrega. Aquel día contaba ante el puñado de fanáticos invitados que lo primero que hizo después de que su agente le comunicara que había logrado el papel fue correr a comprar El Silmarillion, una recopilación de obras de Tolkien.

La presencia de Aramayo en la serie crea un vínculo más entre Poniente, el universo en el que se desarrolla Juego de tronos, y la Tierra Media de El señor de los anillos. Las comparaciones entre ambas series serán inevitables. Y Aramayo, que sale en las dos (en la primera como un joven Ned Stark), es prueba de eso.

El señor de los anillos: Los anillos de poder, primera temporada de la serie de Amazon Prime Video, se estrena este jueves a las 23.00, hora de la costa oeste de Estados Unidos, las 2.00 del viernes en la costa este, la 1.00 en Ciudad de México y Bogotá, las 3.00 en Buenos Aires y las 8.00 en Madrid.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS