La trastienda de La Moncloa: se presentan las primeras imágenes de la serie documental ‘Las cuatro estaciones’

El cineasta Curro Sánchez Varela y los productores de The Pool TM y Secuoya Studios insisten en que su proyecto es una aproximación a todos los trabajadores de la institución y no solo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Pedro Sánchez entra al Palacio de la Moncloa en un momento de 'Las cuatro estaciones'.

Era uno de los platos fuertes del encuentro Iberseries & Platino Industria, que se celebra estos días en Madrid: por fin se verían las primeras imágenes de Las cuatro estaciones, la serie documental de las productoras The Pool TM y Secuoya Studios dirigida por Curro Sánchez Varela que ilustra un año en la vida del palacio de la Moncloa, “una ciudad de 1.200 habitantes”, según el cineasta, y que desvelará la trastienda de la institución más allá del presidente actual, Pedro Sánchez. Al menos así lo han defendido esta mañana tanto Sánchez Varela, ganador del Goya al mejor documental en 2015 con Paco de Lucía: la búsqueda; Eduardo Escorial, director de unscripted de Secuoya Studios (los productos audiovisuales sin guion cerrado), y Víctor Martín, director de producción de The Pool TM, que sí agradecieron a Sánchez y a su equipo que aceptaran la propuesta. El documental solo recibió una línea roja: que no aparecieran las hijas del presidente. “Entendimos que era una cuestión personal, y la asumimos”, han asegurado ante un grupo de productores y creadores del audiovisual y de periodistas.

Las cuatro estaciones es el título provisional de la serie, que se encuentra ahora en mitad de la grabación, ya que cubre el funcionamiento de la institución de marzo de 2022 a marzo de 2023. Si el título es el de trabajo, los productores tampoco se han pillado los dedos con las entregas y la duración: plantean una serie de cuatro episodios de unos 45 a 50 minutos. “Pero todavía queda tiempo de grabación y hay que esperar. Por lo que podéis ver, hay ya imágenes potentes”, han defendido Escorial y Martín.

En los cinco minutos y medio proyectados, divididos en seis bloques temáticos, se han mostrado muchas imágenes de la ingente cantidad de trabajadores anónimos del complejo presidencial —desde el chef a secretarias, cargos medios de Presidencia, asesores—, las negociaciones en la Unión Europea de la excepción ibérica sobre los precios del gas, en la que se ve al presidente al final resoplar exultante, o la cumbre de jefes de Estado de la OTAN, donde el presidente de EE UU, Joe Biden, explica a Sánchez: “Cuando vengo a España tengo miedo de que mi equipo no vuelva”; y las entradas al Consejo de Ministros, el rato previo que hay para la charla personal. Escorial apuntó: ”Nosotros retratamos el trabajo previo a los acontecimientos, eso queda para en los medios de comunicación, y por supuesto no sacaremos nada que afecte a la seguridad nacional”. Por eso no hay imágenes de los consejos de ministros, al que los ministros entran sin móvil, ni de la cena de gala de la cumbre de la OTAN.

A Curro Sánchez Varela le interesó desde inicio el reto: “Me llamaron y lo vi claro porque soy un retratista. Queremos contar la historia de La Moncloa, de la institución y de la gente que trabaja en ella. Allí hay todavía empleados de la época de Adolfo Suárez. Ellos son quienes mejor explican las rutinas y las transformaciones”. ¿Y qué tal con Sánchez? “Tan cercano como el resto de los trabajadores”.

Joe Biden y Pedro Sánchez, en la cumbre de la OTAN, en una imagen de 'Las cuatro estaciones'.
Joe Biden y Pedro Sánchez, en la cumbre de la OTAN, en una imagen de 'Las cuatro estaciones'.Secuoya Studios

Escorial ha querido aclarar varios detalles: “La idea surge en The Pool y nos aliamos con Secuoya. Y de ahí fuimos a hablar con Óscar López, de jefe de gabinete del presidente. Es una iniciativa privada financiada con dinero privado. ¿Si se podía haber hecho con otros presidentes? Ya se intentó abordar con anterioridad, porque metes cámaras en un sitio que interesa a los españoles. Esto se ha permitido con Sánchez, y ojalá se repita como ejercicio de la transparencia”.

Tampoco existe comprador aún de la serie, con lo que no se sabe cuándo se estrenará ni si será cerca de las elecciones generales de, previsiblemente, 2024. “Nunca calculamos fechas ni impactos electorales, nosotros solo rodamos, empaquetamos y comercializaremos cuando tengamos rematado el primer episodio. Sí hemos llegado a un acuerdo con una distribuidora europea, Beta Films, que se hará cargo de la venta internacional”, explicó Escorial. “Así que la emisión no dependerá de los productores. Si hay algún choque con la ley electoral, eso le afectará a quien lo emita”.

Entrada a la cena de gala de la OTAN en el museo del Prado, en una imagen del documental.
Entrada a la cena de gala de la OTAN en el museo del Prado, en una imagen del documental.

Como cineasta, el director de Malú: ni un paso atrás (2016), Curro Romero, maestro del tiempo (2021) y de la serie It’s Flamenco (2021) comentó en que no hubiera aceptado el proyecto si “hubiera posibilidad de injerencias de Moncloa o de perder mi libertad creativa”. Y recordó que al firmar, buscó otros formatos parecidos, “como hace cualquiera que se embarque en un proyectivo en el que sepa que hay referentes”. En su caso, las series documentales sobre el expresidente de EE UU, Barack Obama; el actual presidente de Francia, Emmanuel Macron, o Política, manual de instrucciones (2016), de Fernando León de Aranoa, sobre los inicios de Podemos. “Este me parece muy interesante”. Si León grabó 400 horas en casi dos años, el equipo de Las cuatro estaciones sabe que estará rodando un año, pero no cuánto material acumularán, ni tampoco quisieron desvelar su presupuesto, “muy ajustado”.

Sánchez Varela insistió en que Las cuatro estaciones no es un relato hagiográfico de Sánchez, ni que él forme parte activa del proyecto: “El relato no se centra en el presidente, por tanto no puede ser hagiográfico, sino en el día a día de La Moncloa. Primero determinamos los departamentos más interesantes, luego los personajes que más nos valían para el relato, y finalmente de la agenda, que cada semana nos envían desde allí, elegimos los eventos que nos pueden ayudar a la historia”. Por eso no habrá tampoco nada acerca del PSOE. “En fin, queremos crear un relato vivo e interesante, y no vamos a estirar el chicle”, aseguraba el cineasta, que confesó lo que sintió el primer día de rodaje —habitualmente le acompaña un equipo de 10 personas— en el palacio: ”Me impresionó el respeto de la institución de todos los trabajadores, que llevan allí hasta 40 años. Me conmovió”.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS