15 momentos en la vida de un campeón

Estamos ante un momento único. Es la hora de conocer al auténtico Iker Casillas, de escuchar lo que nunca había contado, de ver lo que siempre ha quedado oculto tras el mito. Alejado de la portería y de la gloria, Casillas deja paso a Iker. Surge el hombre. Solo, sincero, descarnado. Con más verdad que nunca. ‘Colgar las alas’, una serie documental de seis capítulos de Movistar+, cuyo último episodio se emitirá este 25 de diciembre, cuenta su historia

15 momentos en la vida de un campeón

“Si esto me hubiera ocurrido el 1 de mayo de 2010 no podría haber vivido algo como conseguir un Mundial. Si me hubiera ocurrido el 1 de mayo de 2000 no habría conseguido una Champions. Y si hubiera sido en 1999 no habría ni empezado a jugar al fútbol”. Pero a Iker Casillas, el corazón se le bloqueó el 1 de mayo de 2019, cuando ya se había consagrado como uno de los mejores porteros de la historia y lo había ganado todo con el Real Madrid y con la selección española. Colgar las alas, una serie documental de seis capítulos de Movistar+, cuyo último episodio se emitirá este 25 de diciembre, cuenta su historia: la del campeón y la del hombre que superó el infarto, la del mejor portero del mundo y la del chico de Navalacruz, su pueblo de Ávila, al que en los pares y nones, en el colegio, siempre elegían primero para formar el equipo de la pachanga a pesar de que no marcaba goles. “La vida de una persona que conoces, pero que no conoces”, resume el director Luis Fermoso, que ha tenido la ocasión de compartir muchas horas con el portero.

La historia de Colgar las alas comienza apenas dos meses después del día en el que Casillas se desploma en el campo de entrenamiento del Oporto. En el primer rodaje, las cámaras le acompañan en una sesión de rehabilitación en una clínica de Madrid. Casillas se pone a prueba, se marea y tiene que frenar. “Teníamos al campeón del mundo en una de sus facetas más frágiles”, explica Fermoso. A partir de ese momento el equipo de Colgar las alas sigue a Casillas a donde las restricciones de la pandemia permiten para captar los momentos decisivos de estos meses de incertidumbre. Desde sus reflexiones mientras conduce o a sus conversaciones con los médicos que siguen su evolución.

Iker Casillas y el equipo de Movistar+ que hizo la serie documental 'Colgar las alas', acerca de su vida.
Iker Casillas y el equipo de Movistar+ que hizo la serie documental 'Colgar las alas', acerca de su vida.Movistar+

Casillas y el equipo congenian. Después de varios rodajes, se juntan todos a tomar unas cervezas para cerrar el día. “Captábamos distintas historias en distintos momentos. Con la cerveza, al final de la jornada, nos dábamos cuenta de cómo estaba él de ánimo. La grabaciones son espontáneas. No lo hemos hecho repetir ni una vez. Queríamos conservar el respeto por contar lo que hemos visto”, relata la realizadora, Estíbaliz Ortega.

Pero el gran éxito de Colgar las alas no es solo haber acompañado a Casillas en el año que cambió su vida. Ana Pasca, la documentalista de la serie, ha buceado entre más de 30.000 imágenes de Iker Casillas (ruedas de prensa, entrenamientos, partidos, entrevistas…) a fin de encontrar el instante adecuado para cada momento de su historia. Ortega ha tenido que lidiar con 15.000 gigas de material para el montaje. Gran parte estaba en el colosal archivo de Movistar+, que guarda más de un millón y medio de momentos de fútbol europeo. Aunque como dice el productor Sergio Primicia: “Iker tiene una memoria privilegiada. Se acuerda del minuto exacto, de la temporada y del partido en el que hizo alguna parada. Fue una bendición”. Para cada cosa que dice Casillas, o que alguien dice de él, el equipo hizo Colgar las alas encontró el plano exacto.

Aquí seleccionamos los momentos más inolvidables, emotivos y decisivos que Casillas repasa en la serie

Los 5 +


Emotivos

“Nos encontramos con un Iker super sereno, maduro, un tipo que mira hacia atrás con muchísima tranquilidad”, asegura Fermoso. El propio Casillas lo interrumpió durante la primera pregunta en la entrevista principal de la serie, que se hizo un año más tarde, en julio de 2020 y que duró cerca de cinco horas: “Le dije: ‘El 1 de mayo de 2019…’ y ya arrancó él”. ¿Cómo fue ese viaje del entrenamiento al hospital en Oporto? ¿Y qué pasó en los meses siguientes? “Además de que revistiera el pasado no queríamos perdernos nada de su recuperación ni de su toma de decisiones. Asistimos en directo a la reunión decisiva entre el doctor e Iker, en diciembre de 2019, en la que él asume la posibilidad de podría no volver a jugar al fútbol o a una charla con Xavi en Doha en la que hablan del retiro”. Otro recuerdo imborrable es el viaje en metro al Santiago Bernabéu, un trayecto que Casillas no hacía desde hacía más de 20 años y que durante la pandemia pudo volver a vivir pasando desapercibido entre el público.

Los momentos más emotivos de Iker Casillas en la serie documental 'Colgar las alas'.

Los 5 +


Inolvidables

“No es Iker, no eres Casillas. Al final Iker Casillas suena más bonito que lo demás”, afirma el portero en una de las entrevistas de la serie. Dice que su presentación en sociedad al mundo entero fue durante el Mundial de Corea y Japón de 2002, cuando paró dos penaltis en octavos de final ante Irlanda. Las semifinales de la Champions de 2000, que jugó en Old Trafford ante el Manchester United como si fuera “en el campo del Puerta Bonita”, llegaron tan solo un año después de que disputara una fase de ascenso a Segunda B con el Castilla. “No sé si es suerte o no. A veces no sabemos si es el destino, si es suerte o estar en un momento concreto. A lo mejor son oportunidades que se presentan. Y hay que aprovecharlas”, decía él en 2002. Estos son esos cinco momentos que supo aprovechar.

Los momentos más inolvidables de la carrera de Iker Casillas, en la serie documental 'Colgar las alas' de Movistar+.

Los 5 +


Decisivos

Las paradas favoritas del propio Iker Casillas no son grandes ejemplos técnicos en una escuela de porteros. “Tienen que ver más con lo emocional”, dice Fermoso. Las que lideran la lista, la de Glasgow ante el Bayer Leverkusen en la final de la Champions en 2002, el penalti a De Rossi en la tanda frente a Italia en la Eurocopa de 2008 y la que valió la Copa del Mundo en Sudáfrica 2010 ante el holandés Robben le cambiaron la vida. A él y a todos los españoles. En la Eurocopa de 2012, dice Casillas que se sentía imbatible, que se jactaba de ser el mejor de todos. En ese partido, evita un gol de Di Natale —”un remate a bocajarro”—, que termina de sentenciar la final, otra vez contra Italia. Tal vez la más mítica sea la menos importante: “La de Perotti fue decir, ‘Iker sigue corriendo que la vas a parar”. Estos son sus cinco paradones.