El éxito de Artemis I es no despegar a la primera

La astrofísica Belén Yu Irureta-Goyena explica los fallos más frecuentes en las misiones espaciales

Foto: NASA | Vídeo: Luis Almodóvar y Patricio Ortiz

El nivel de precisión con el que se planean las misiones espaciales de la NASA a veces no es suficiente para evitar que el lanzamiento de un cohete se tenga que aplazar, como ha ocurrido este lunes con la nave Orion del Programa Artemis. Una fuga de hidrógeno, una grieta en el aislante térmico entre los tanques de oxígeno líquido e hidrógeno líquido y una incidencia en uno de los cuatro motores del vehículo de lanzamiento se han sumado a una ventana de lanzamiento reducida por las condiciones meteorológicas. Pero todo entra dentro de lo normal, según la astrofísica Belén Yu Irureta-Goyena: “Que el 40% de las misiones salgan bien a la primera es lo realmente impresionante”. En el vídeo que acompaña a esta noticia Yu Irureta-Goyena explica los motivos por los que estas misiones espaciales pueden salir mal, ya sea en el lanzamiento o en etapas posteriores críticas como la reentrada a la tierra o la activación de los motores secundarios.

Otra persona que ha quitado hierro al retraso del lanzamiento de Artemis I ha sido el propio administrador de la NASA, Bill Nelson: “Se trata de una máquina muy complicada, un sistema muy complicado con muchos componentes que tienen que funcionar. No puedes prender la máquina si no está lista para despegar”, ha declarado momentos después de la cancelación del lanzamiento. Nelson también ha recordado que él mismo sufrió cuatro retrasos en su viaje al espacio a bordo del transbordador espacial Columbia en 1986: “El quinto intento fue impecable”.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter e Instagram, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Patricio Ortiz

Redactor de vídeo en EL PAÍS desde 2019. Estudió periodismo en la Universidad del País Vasco y un máster en narrativas transmedia en la Universidad Carlos III de Madrid. Es de Bilbao, pero desde que vive en la capital no echa de menos la lluvia.

Normas

Más información

Archivado En