El guardia civil que salvó al bebé en Ceuta: “Vi a madres dudando si tirar a sus hijos al agua”

‘Yo fui portada’ es una nueva serie de vídeo de EL PAÍS que revisita historias de ciudadanos anónimos que un día protagonizaron la foto de portada del diario.

Entrevista de 'Yo fui portada' al Guardia Civil que rescató a un bebé del mar en Ceuta, Juan Francisco Valle.Foto: Joaquín Zamora, Alberto Gamero, Luismi H., Nico Camino | Vídeo: EL PAÍS

Lo normal para Juan Francisco Valle (Jerez de la Frontera, 1979) no era salvar vidas. Era sumergirse hasta el fondo para devolver a las familias los cuerpos de sus seres queridos. Bucear a tientas, en medio de la oscuridad, entre lodos y aguas turbias. Hasta mayo de 2021. Cuando miles de personas se tiraron al mar, desesperados, después de que Marruecos abriese sus fronteras. “Había tanta gente que no se podían meter las embarcaciones porque los motores les podían hacer daño. Algunos no sabían nadar, cruzaban de cualquier manera, con flotadores de juguete o con mochilas cargadas que les hacían hundirse”, recuerda el buzo del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas.

“Lo que más me impactó fue ver a madres dudando si tirar a sus hijos al agua”. Muchas, recuerda, estaban convencidas de que llegar a España era la única solución: “Una de ellas decía que su hijo estaba muy enfermo y que si se quedaba en Marruecos se moría”. De repente, en medio de los gritos y el caos vio cómo una bebé atada con telas a la espalda de su madre se estaba hundiendo: “No era consciente de lo pequeña que era hasta que la tuve en las manos. Vi que tenía mal color e intenté que no estuviese en contacto con el agua. La cabecita la tenía doblada, no sabía si era porque estaba muerta o porque no podía mantenerla erguida, pero aleteé lo más rápido que pude hasta la orilla”.

La imagen del guardia civil sosteniendo a la bebé con los brazos en alto dio la vuelta al mundo. Se convirtió en un icono de la crisis humanitaria que provocó la llegada masiva de inmigrantes a la Playa del Tarajal de Ceuta. Abrió informativos y apareció publicada en todos los periódicos. Un año y medio después, Juanfran, como todos le conocen, le ha dado muchas vueltas a aceptar o no esta entrevista para la que ha tenido que cruzarse media España. No se siente cómodo hablando de sí mismo ni le gusta ser el protagonista de nada. Por eso, aquel día, cuando sus compañeros le contaron que su fotografía se había hecho viral lo primero que se le ocurrió decir fue: “¡Pero si tampoco ha sido para tanto! ¿No?”. Estaba tan agotado que todavía no era consciente de la magnitud de lo que había pasado.

Una cicatriz en el empeine le recuerda lo complicadas que fueron aquellas primeras dieciséis horas seguidas sin salir del agua. Al contrario que en 2014, solo se tuvo que lamentar una pérdida. “Hubo mucha suerte, mucha”, afirma con franqueza. “Suerte y trabajo duro de la Guardia Civil y de la Cruz Roja. Ahí estuvo todo el mundo codo con codo”. Viéndolo con perspectiva, Juanfran cree que su historia sirvió para dar a conocer la realidad que se vive en la frontera: “A lo mejor se pensaba que la Guardia Civil es muy represiva y violenta, pero, aunque tenemos que preservar la integridad de nuestro territorio, siempre ayudamos a las personas”. ¿Cómo vivió la crisis humanitaria el guardia civil? ¿Cuáles son sus recuerdos más duros? ¿Qué le dijeron sus seres queridos cuando apareció en todos los medios de comunicación? Descúbrelo en esta nueva entrevista de Yo fui portada.

Más información

Archivado En